La velocidad máxima en calles de un carril por sentido será de 30 kilómetros por hora

Un coche circula por una calle.
Un coche circula por una calle.
ARCHIVO

La velocidad máxima permitida en las vías urbanas de un solo carril o de un único carril por sentido se limitará a 30 kilómetros por hora una vez que se modifique, como está previsto, el Reglamento General de Circulación.

Así lo anunció este jueves el director general de Tráfico, Pere Navarro, en la primera jornada del II Encuentro de Ciudades para la Seguridad Vial que se inauguró en Córdoba.

La medida, consensuada por la Dirección General de Tráfico (DGT) y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), tiene como objetivo reducir a la mitad los atropellos a peatones en las ciudades, que en 2009 costaron la vida a 268 personas.

Esa cifra supuso el 46% de las víctimas mortales en accidentes en zonas urbanas, señaló Navarro, que subrayó que los atropellos y la velocidad están muy ligados: "A 70 kilómetros por hora no se salva nadie, a 50 km/h se salva el 50% y a 30 km/h se salvan el 95% de los peatones".

El subsecretario del Ministerio del Interior, Justo Zambrana, abogó por que el nuevo límite de velocidad se aplique especialmente en las calles del centro de los municipios. Por su parte, la directora del Observatorio de Seguridad Vial, Ana Ferrer, dijo que se trata de "calmar y pacificar" el tráfico de las ciudades y se hace de cara al peatón y también a la contaminación atmosférica.

Pero además, el objetivo de esta medida, que también defendió Zambrana, es frenar también la "contaminación visual" ya que no se necesitarán colocar señales verticales para informar de ese límite de 30, sino que se está pensando en otras opciones, como marcas en el asfalto o estrechamiento en el comienzo de esas vías.

Víctimas de accidentes

En 2009 se registraron en las ciudades 47.500 accidentes con víctimas, 584 fallecidos, de los que 13 iban en bicicleta, según Navarro, quien apostó por promover el uso de este medio de transporte para ejecutivos y personas mayores.

De esos casi 600 muertos, 101 iban en turismo, y Navarro se mostró convencido de que si se cumplieran los límites de velocidad y los conductores se colocaran debidamente el cinturón no habría ningún fallecido en coches.

Hasta 181 motoristas fallecieron y el 56% viajaba en motos de más 500 centímetros cúbicos, algo que a Tráfico le preocupa. En las ciudades, además, en 2009 resultaron heridos graves 1.500 peatones, 2.300 motoristas, 1.000 personas que circulaban en turismos y 200 en bicicleta.

Menores al volante

Justo Zambrana aprovechó también la inauguración del encuentro para hablar del nuevo plan estratégico de seguridad vial, que se aprobará próximamente en Consejo de Ministros. Este plan intentará mejorar la formación del conductor novel con la conducción acompañada, que le permitirá ponerse al volante antes de los 18 años tras aprobar el teórico y realizar 20 horas prácticas en una autoescuela.

Zambrana también indicó que los menores de 18 años que reunieran estos requisitos tendrían que tener un documento para poder conducir bajo la supervisión de un adulto con carné de conducir.

Revisión de los límites

No obstante, la DGT no se plantea variar los límites de velocidad en autopistas, como han pedido asociaciones y plataformas, que abogan por que se permita circular a 140 kilómetros por hora en autopistas y autovías (en vez de los 120 actuales).

Movimiento140 es una plataforma que está utilizando Internet para recoger firmas y pedir al Gobierno un cambio en el límite máximo en autopistas y autovías.

Desde la DGT tienen un posición muy clara a este respecto: "No tiene sentido, ni nos lo planteamos". "Casi ningún país tiene límites tan altos", aseguran, y "hay estudios que indican que una revisión al alza de estos límites aumentaría la siniestralidad".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento