Mubarak se aferra al poder y dice que permanecerá en la presidencia hasta las elecciones

El presidente egipcio, Hosni Mubarak, durante su discurso por la televisión.
El presidente egipcio, Hosni Mubarak, durante su discurso por la televisión.
Al Jazeera

El presidente egipcio, Hosni Mubarak, ha anunciado en un discurso televisado que permanecerá en el poder hasta septiembre, cuando se celebren las elecciones presidenciales. El mandatario ha echado por tierra así todas las especulaciones que se dieron durante la tarde de este jueves, que preveían el anuncio de que iba a dejar el poder.

Mubarak ha informado de que delegará algunas facultades en su vicepresidente, Omar Suleimán. El presidente de la Cámara Baja del Parlamento, Fathi Sourur, ha aclarado que Mubarak ha traspasado algunas prerrogativas, de acuerdo con las limitaciones constitucionales, pero conserva otras.

Entre las que conserva figura la reforma de la Constitución, la disolución del Parlamento y la disolución del Gobierno

El fin del estado de emergencia

En su discurso, Mubarak se ha comprometido a encabezar un proceso para que haya elecciones libres y proteger la Constitución. "Eso es lo que yo juré", ha afirmado, y se ha comprometido a un "traspaso pacífico" del poder.

También ha anunciado una reforma de la Constitución para, entre otras cosas, levantar el estado de emergencia que desde hace años permanece vigente en Egipto.

"Penas terribles"

Mubarak también se ha referido a las muertes violentas que se han producido durante los 17 días de protestas en el país. "Voy a pedir cuentas contra los que han cometido crímenes contra nuestra juventud; se les va a imponer penas terribles".

El presidente ha intentado mostrarse cercano a las familias de las víctimas: "He padecido tanto como ellos, y mi corazón se ha conmovido tanto como ellos".

También ha hecho un guiño a la juventud, el principal protagonista de las protestas, y ha calificado sus demandas de "justas y legítimas". "Yo fui un joven como vosotros".

Sin embargo, ha remarcado que no saldrá del país "en estos momentos difíciles". "No voy a abandonar Egipto hasta que me acoja en su tierra", ha remarcado hacia el final del mensaje.

"Vuelvan a sus casas"

Minutos después del discurso de Mubarak, le ha tocado el turno al vicepresidente, Omar Suleimán. También por la televisión estatal, ha pedido a los jóvenes que se manifiestan contra el régimen: "Vuelvan a casa, vuelvan a sus trabajos, el país necesita vuestras manos".

También les ha pedido que "no escuchen las televisiones vía satélite, solo escuchen vuestra conciencia".

El vicepresidente ha calificado la situación que vive el país árabe de "momento decisivo" y aseguró que "la puerta está abierta a más diálogo".

También se comprometió "a llevar a cabo una transición pacífica del poder de acuerdo a la Constitución".

"Estoy aferrado a todos los procedimientos que se acuerden en el diálogo nacional", que comenzó el pasado domingo entre Suleimán y grupos y personalidades de la oposición, dijo el vicepresidente en un discurso dirigido a la nación

Mostrar comentarios

Códigos Descuento