El presidente de UM, Josep Melià, ha asegurado esta tarde, tras ser elegido por unanimidad de su partido como candidato a la Presidencia del Govern, que lo que pretende es "sumar e incorporar a nueva gente", debido a que Mallorca "necesita un tercer espacio político alternativo al PP y al PSIB".

Durante la reunión del Consejo Nacional de UM, Melià ha recalcado que su partido será "generoso" a la hora de incorporar al mismo a nuevos miembros, si bien no ha hecho ninguna mención a la posibilidad de llegar a algún tipo de coalición con la Lliga Regionalista Balear, creada por el ex 'popular' Jaume Font.

El presidente uemita ha subrayado que, pese a las nuevas incorporaciones que se lleven a cabo, la esencia de su partido se mantendrá "inalterable" con una voluntad "mayoritaria" y una convicción política, basada en el "mallorquinismo, centralismo, liberalismo y la moderación".

Por otro lado, ha recalcado que en esta "nueva etapa", UM quiere "dejar de lado esta percepción de que es un partido que sólo desea ser visagra", ya que, según ha manifestado, el objetivo es convertirse en una fuerza "mayoritaria".

"Somos un partido bien vivo, pleno de energía y con gente dispuesta a sacrificarse y remar hacia adelante", ha subrayado, al tiempo que ha asegurado que a UM "no le da miedo ningún reto, porque tiene la fortaleza para afrontar los retos del futuro, ya que dependemos de nosotros mismos".

Así, ha dicho que si la gente de UM "hace el trabajo que toca, seguro que este partido triunfará y tendrá éxito y un buen resultado electoral", razón por la cual ha insistido en la "importancia de sumar".

"confianza para que nada nos dé miedo"

En este sentido, ha recalcado que a UM le corresponde ser un "instrumento de modernización, de lucha contra la crisis, de generación de riqueza y de defensa de nuestra identidad", por lo que ha afirmado que si su partido "encuentra mucha gente que crea en eso, será grande y una alternativa". De este modo, ha dicho que tiene "ilusión, confianza y fuerza interior para que nada nos dé miedo, por lo que si trabajamos y remamos, al final, llegaremos a puerto".

"Con esta energía debemos de afrontar la carrera larga que nos queda antes de las elecciones, ya que tenemos ilusión, confianza y fuerza interior para que nada nos dé miedo, a pesar de lo que ha sucedido y de todos los contratiempos que hemos tenido durante esta legislatura", ha aseverado.

Finalmente, Melià ha incidido en que Mallorca necesita una fuerza política propia de la isla, que tenga como prioridad los intereses de los mallorquines "con independencia de donde hayan nacido y del idioma que hablen".