Aproximadamente el 75 por ciento de los usuarios habituales de ordenadores, tabletas electrónicas y determinados teléfonos móviles padecen el denominado síndrome de fatiga visual, según ha informado en un comunicado el Colegio de Ópticos Optometristas de la Comunitat Valenciana.

Los síntomas de este síndrome son molestias oculares, como tensión, pesadez de ojos, picores, quemazón, necesidad de frotarse los ojos, somnolencia, escozor ocular o aumento del parpadeo; trastornos visuales, tales como dificultad al percibir los caracteres en las pantallas, visión borrosa al mirar de lejos y diplopía —visión doble—; y síntomas extra oculares, como es el caso de cefaleas, vértigos y sensaciones de ansiedad, además de molestias en la nuca y la columna vertebral.

El Colegio de Ópticos ha explicado que cada día se utiliza "más tecnología" para leer, trabajar o como entretenimiento y, así, ha hecho referencia a los e-books, tabletas, iPad, iPhone, ordenadores y terminales móviles para recibir y leer todo tipo de información.

Al respecto, ha señalado que si se dedican muchas horas a una lectura "intensiva" los ojos "se pueden resentir", pero sobre todo si se utilizan este tipo de dispositivos "que suelen situarse a distancias más alejadas que en la lectura convencional".

Asimismo, el Colegio ha comentado que, hasta hace poco tiempo, los ordenadores eran utilizados casi exclusivamente por los adultos, pero actualmente, la población infantil usa cada vez más estos dispositivos tanto en la escuela como en casa.

En este sentido, ha señalado que los niños "tienen una capacidad enorme para adaptarse al estrés visual y aguantar la fatiga cuando algo les interesa" y, por ello, "son más susceptibles de sufrir complicaciones derivadas del uso de ordenadores o consolas".

Para conseguir una "correcta lectura electrónica", el Colegio de Ópticos Optometristas de la Comunitat Valenciana recomienda hacer descansos de cinco minutos por cada hora de lectura, alternar la visión entre un objeto cercano y otro lejano, parpadear a menudo y ajustar el brillo y el contraste de la pantalla para que esté en consonancia con la iluminación de la zona de trabajo.

También aconseja trabajar con luz natural, aunque asegura que el exceso de luz puede ser perjudicial, aumentar la velocidad de refresco de la pantalla del ordenador, mantener el monitor del ordenador a unos 60 centimetros de distancia y ligeramente por debajo del nivel de los ojos y ajustar el tamaño de la letra.

Asimismo, el Colegio de Ópticos Optometristas recomienda no utilizar medios electrónicos cuando se está demasiado cansado y someterse a una revisión visual anual, ya que asegura que "defectos no corregidos, incluso de pequeña magnitud, pueden contribuir a que aparezcan síntomas molestos a causa de las exigencias visuales en visión próxima".

Consulta aquí más noticias de Valencia.