La presidenta del Consell de Mallorca, Francina Armengol, se ha mostrado dispuesta a consensuar determinados aspectos del proyecto de la vía conectora que puedan minimizar el impacto paisajístico de la misma, así como a "seguir teniendo" el acuerdo necesario para que el proyecto salga adelante.

Así lo ha comunicado a la prensa Armengol, después de que sus socios de gobierno, la coalición PSM-Iniciativa Verds, haya anunciado que presentará alegaciones al proyecto, concretamente, al tramo comprendido entre Inca y Camí dels Reis, al tratarse, de una "autovía y no de una carretera convencional desdoblada, tal como se había pactado en el Plan Director Sectorial de Carreteras".

Armengol ha negado que se haya incumplido "ningún pacto en torno a carreteras" y ha explicado que el planteamiento de la vía conectora "técnicamente es el mismo que el de la carretera de Manacor", que es de lo que habían estado hablando siempre, ha apostillado.

La presidenta ha indicado que el proyecto de la vía conectora tiene la misma estructura técnica que la de Manacor, si bien la conectora es urbana, por lo que "tiene más restricciones de carácter técnico". "Es lo que habíamos acordado siempre dentro del equipo de gobierno", ha remarcado.

"La cuestión técnica del tronco de la vía, que es la misma que la de Manacor, no se mueve. Y los socios de gobierno, que yo sepa, estaban de acuerdo siempre con el planteamiento de desdoblamiento de la carretera de Manacor".

Por otra parte, Armengol ha señalado que hay otras cuestiones "de impacto" que afectan a determinadas rotondas o aspectos paisajísticos que pueden ser minimizados y que están abiertos a revisar. "Todo lo que sea menos impacto paisajístico dando seguridad a los que se tienen que mover por esta vía conectora, nos parece adecuado".

"un socio de gobierno no debe presentar alegaciones"

De este modo, la presidenta se ha mostrado descontenta con la postura del PSM-Iniciativa Verds por su intención de presentar estas alegaciones. "Creo que un socio de gobierno no tiene que presentar alegaciones", en todo caso, ha añadido, "lo discutiremos con el departamento, primera cuestión que considero que es razonable dentro de un equipo de gobierno"

Armengol ha remarcado que hay que ser "muy responsables" con este asunto, dado que se trata de una "reivindicación histórica" de la ciudadanía que reclamaba la necesidad de mejorar los accesos a Palma. Por ello, ha insistido en que tratará de "seguir teniendo" el acuerdo necesario para sacar adelante este proyecto. En esta línea, ha afirmado que están hablando de este asunto con sus socios de gobierno.

La presidenta de la institución ha puesto en valor el proyecto de la vía conectora, en tanto que permite mejorar aspectos sustanciales respecto al proyecto del segundo cinturón del anterior Govern 'popular'. En este sentido, ha precisado que el segundo cinturón preveía una vía "mucho más amplia", que atravesaba dos barriadas de Palma y que vislumbraba un crecimiento urbanístico.

Por contra, la vía conectora no prevé atravesar las barriadas, sino pasar por debajo, al tiempo que une a través de pasos peatonales distintos barrios y polígonos industriales. Asimismo, ha subrayado el hecho de que se haya proyectado un carril bici que discurre a lo largo de toda la vía conectora, las numerosas intervenciones paisajísticas en una superficie de 300.000 metros cuadrados y la instalación de elementos de protección acústica para no molestar a los vecinos.

Malestar entre los vecinos

No obstante, Armengol ha reconocido que el proyecto está generando malestar entre vecinos que tendrán que ser expropiados, si bien ha matizado que la política del interés general prevalecerá por encima del particular. La presidenta ha agregado que es "habitual" que la construcción de carreteras conlleve expropiaciones. En cualquier caso, la presidenta se ha mostrado dispuesta a recibir a los vecinos afectados para tratar esta problemática.