El Grupo Municipal de Izquierda Unida en Valladolid ha planteado este miércoles el comienzo "inmediato" de la revisión del Plan General de Ordenación Urbana del Ayuntamiento por parte de un equipo de técnicos municipales después de la sentencia del TSJCyL que anuló la corrección de errores de ocho artículos y dos planos al considerar que estaban alterados de forma irregular.

El candidato de IU a la Alcaldía de Valladolid, Manuel Saravia, y el concejal y portavoz del Grupo Municipal, Alfonso Sánchez, han abogado por esta comisión de trabajo que a su juicio no contaría con "componente política alguna" y que sería más económica que un estudio externo.

No obstante, han considerado que en primer lugar el alcalde, Francisco Javier León de la Riva, debería "pedir disculpas" a los ciudadanos porque creen que "está ya suficientemente claro" que las irregularidades cometidas se han producido dentro del Gobierno municipal. "Se han quebrado los derechos del Pleno y de los ciudadanos", ha aseverado Saravia, quien ha recordado que el texto del PGOU publicado en el Boletín Oficial de la Provincia en 2003 era distinto al que se aprobó en sede municipal.

Para el candidato de izquierdas, queda claro que la revisión de oficio del PGOU debe realizarse "de principio a fin" con atención en los cerca de 70 artículos que presentan divergencias entre la aprobación y la publicación. De hecho, ha recalcado que la sentencia judicial de la Sala de lo Contencioso-Administrativo incide en que la acción no debe limitarse tan sólo a los artículos que en julio de 2008 se tramitaron como errores materiales.

Por este motivo ha reclamado al alcalde que no diga que son sólo ocho artículos por que "sabe" que la revisión debe abarcar la totalidad de los puntos que presentan modificaciones. "La situación del urbanismo en Valladolid es patética, no entiendo por qué hay que tensar más y más las cosas, más allá de lo legal", ha reflexionado Saravia.

Así, la mejor solución que atisba IU es la revisión de oficio mediante un equipo de técnicos municipales y así lo reclamará en una moción en el próximo Pleno municipal, ya a primeros del mes de marzo. De esta manera se evitaría tener que seguir la vía de contenciosos que supondría nuevas consultas internas, interrogatorios e incluso la comparecencia del primer edil en los tribunales.

Para Saravia y Sánchez el urbanismo de Valladolid se encuentra actualmente en una situación de "inseguridad jurídica" que puede tener "graves consecuencias" legales, por lo que ha insistido en que no se debe dejar pasar el tiempo, sino apostar por la "limpieza, seguridad jurídica y la corrección de lo publicado".

Por su parte, Alfonso Sánchez ha explicado que tras 16 años de Gobierno 'popular' la normativa urbanística se ha vulnerado "una vez tras otra" y por ello ha insistido en que algún día se tendrá que saber "por qué se ha hecho, para quién y quien lo ha mandado". A este respecto, ha apuntado buena parte de la responsabilidad a quien era responsable del urbanismo de la ciudad en 2003, cuando se elaboró el plan, Antonio García de Coca, pero posteriormente ha matizado que "no hay asunto que no pase por la mano del alcalde".

Por último, Manuel Saravia ha puntualizado que no considera que las empresas constructoras que se vieron beneficiadas por las alteraciones del PGOU hayan adquirido derechos de manera irremisible, si bien ha apuntado que, tal y como ya ha ocurrido, algunas compañías podrían reclamar los perjuicios económicos que le cause la vuelta del texto a la legalidad.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.