Los sindicatos CSI.F, UGT, y CCOO han destacado como nota general la normalidad y la ausencia de incidencias en la entrada en vigor del cierre de los edificios administrativos de Castilla-La Mancha a las 17.00 horas, que el pasado 1 de febrero se puso en marcha dentro del Plan de Consolidación de las Finanzas y los Servicios Públicos elaborado por el Gobierno regional para reducir el déficit.

No obstante, el representante de CSI.F en el sector de administración general de Castilla-La Mancha y presidente de la Junta de Personal de Servicios Centrales de la Junta, Roberto Rincón, ha señalado, en declaraciones a Europa Press, que el sindicato ha recogido algunas quejas por parte de los funcionarios debido al "poco tiempo" que tienen para recuperar las horas.

En este sentido, ha apuntado que los trabajadores tienen que ir más tardes de las que iban antes a su centro de trabajo, algo que, según ha manifestado, les ha causado algún que otro "trastorno" en la conciliación de su vida persona y familiar. COMEDORES

Respecto a la petición, por parte de este sindicato, de que el Gobierno regional habilite espacios para comedores para aquellos empleados públicos que opten por la jornada continúa, el sindicalista ha señalado que en algunos centros se han habilitado como zonas de comedor las salas de reuniones.

Rincón ha dicho que se han instalado pequeños frigoríficos, microondas y una mesa accesoria, pese a lo cual ha lamentado que las condiciones "no son las más adecuadas" puesto que estos espacios habilitados se llenan y los trabajadores tiene que hacer colas.

Pese a todo ello, el presidente de la Junta de Personal de Servicios Centrales de la Junta, ha vuelto a calificar esta medida como "improvisada" y ha asegurado que el Gobierno regional "tenía que haber esperado un poco" para ir concienciando a los funcionarios.

"algún problema"

De otro lado, la secretaria del sector autonómico de la Federación de Servicios Públicos (FSP) de UGT, Beatriz Tormo, ha dicho, también en declaraciones a Europa Press, que no han llegado quejas al sindicato y que lo único que ha habido es "algún problema" con la conciliación.

La sindicalista ha reiterado que los principales problemas que se ha dado con esta medida vienen del personal laboral de la Junta y ha añadido que todavía hay comités de empresa de algunas consejerías y delegaciones provinciales afectadas que no han emitido informe al respecto favorable o desfavorable al haberse acogido al plazo de consultas de 15 días que marca el VI Convenio Colectivo del Personal Laboral de la Junta.

Es por ello por lo que ha insistido en que se debe esperar a la próxima reunión de la Comisión Paritaria del seguimiento del VI Convenio Colectivo del Personal Laboral de la Junta para tratar este asunto y ha seguido pidiendo un horario más flexible para que cada trabajador de la administración regional pueda adaptarse.

Personal laboral

Por último, la responsable sectorial de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO de Castilla-La Mancha, María Carmen Juste, ha afirmado a Europa Press que entre los trabajadores funcionarios, independientemente de los problemas de la conciliación —derivados de que antes había mayor flexibilidad en el horario— no hay problemas desde la entrada en vigor de esta norma.

"En la mayor parte de los casos no ha habido problemas porque los trabajadores se adecuan al nuevo horario", ha señalado Juste, que ha insistido pese a ello, al igual que UGT, en que los principales problemas se están dando en el personal laboral de la Junta.

Consulta aquí más noticias de Toledo.