La contaminación no deja ver la Sagrada Familia.
La contaminación no deja ver la Sagrada Familia. Alberto Estévez / EFE

La contaminación no deja ver la Sagrada Familia. La última evaluación anual del aire hecha pública por la Agencia de Salud Pública de Barcelona indica que el nivel de dióxido de nitrógeno (NO2) "se supera en las estaciones de tráfico de Gràcia, Sant Gervasi, Poblenou y Sants", así como en "la estación de fondo urbano de Ciutadella". Estos datos, correspondientes al último informe La salud en Barcelona (2009), se complementan con las cifras de las partículas PM10, el valor límite anual que se ha superado en "las estaciones de tráfico moderado de Sants y Poblenou".

Los bebés, ancianos y enfermos crónicos son los más vulnerables a la contaminaciónActualmente, el Ayuntamiento de la capital catalana está negociando con los partidos de la oposición el Plan de Energía, que contempla 70 medidas para reducir la contaminación en la ciudad. En 10 años, por ejemplo, se quiere recortar un 55% de las partículas contaminantes. Entre las acciones previstas, que se podrían aprobar en el próximo Pleno, está una mejor regulación de la carga y descarga y la ejecución de la electrificación del Puerto, para que los barcos atracados no gasten combustibles fósiles.

"Riesgo grave" para la salud

La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) alertó este martes, precisamente, sobre "el riesgo grave" para la salud que comportan los niveles de polución en Barcelona. Respecto al dióxido de nitrógeno, recomienda evitar los lugares con más contaminación ambiental y no hacer ejercicio físico. Según los expertos, los bebés, los ancianos y los enfermos crónicos son los más vulnerables a la contaminación. Lagrimeo, picor en la nariz, estornudos, tos y dificultades para respirar pueden ser algunas consecuencias.

Lagrimeo, picor en la nariz, estornudos, tos y dificultades para respirar son algunas consecuenciasLa doctora Cristina Martínez, coordinadora del Área de Enfermedades Respiratorias y Medio ambiente del SEPAR, avala medidas como la limitación a 80 km/h y otras, como el fomento de la bici y el transporte público, porque "a largo plazo, la contaminación atmosférica merma la salud, la calidad de vida de los ciudadanos y daña el entorno".

El hasta este martes director del Servicio Meteorológico de Catalunya (SMC), David Rodríguez, defiende la limitación a 80 km/h porque reduce la contaminación y la siniestralidad en la ciudad. De hecho, ante el anticicló que se registra esta semana, la Dirección general de Calidad Ambiental ha decidido aplazar la flexibilización de la velocidad en la C-31 y la C-32 (el Gobierno quiere dejar circular a 100 o 120 km/h), al menos hasta este viernes o, incluso, lunes. Según el jefe del área de predicción del SMC, Eliseu Vilaclara, estas situaciones prolongadas de anticicló no son extrañas, pero hacía dos años que no se n sufría una. "Lo que no era habitual era tener dos años sin episodios anticiclónicos largos". El cielo de Barcelona volvió a estar este martes tapado. El presidente catalán, Artur Mas, admitió que es "mejorable" la forma en que se han comunicado los cambios a los 80 km/h.

La confusión de señales no se repetirá

El cielo de Barcelona volvió a estar este martes tapadoLos expertos y los políticos no se ponen de acuerdo en los periodos anticiclónicos que desaconsejan flexibilizar la velocidad. Según el presidente, Artur Mas, esto pasa un máximo de 70 días al año. Calidad Ambiental habla de 15 o 20 al año, en series de unos seis días, y el exdirector del Servicio Meteorológico, David Rodríguez, sostiene que más del 60% de los días son más o menos anticiclónicos.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.