Barricadas en El Cairo
Manifestantes permanecen tras una barricada antes de que soldados les registrenpara acceder a la plaza de Tahrir, en El Cairo. EFE

Unos cables estadounidenses filtrados por WikiLeaks de los que este sábado se hace eco el Financial Times describen al Ejército egipcio como dividido en facciones ya desde hace tiempo, al contrario que la imagen de unidad que ha presentado hasta ahora durante la crisis política en ese país.

Los cables revelan que Mubarak tiene un firme control sobre los altos mandos de las Fuerzas Armadas De acuerdo con un informe de diplomáticos estadounidenses, hecho en 2009 con motivo de una visita del presidente Hosni Mubarak a Washington, el Ejército egipcio no es monolítico, sino que está divido en bandos entre los que reina la desconfianza.

Mubarak, que ha anunciado que no se presentará a la reelección el próximo septiembre para facilitar una transición democrática, tiene la tarea de contener el poder de los diferentes generales en unas Fuerzas Armadas en continuo declive, señalan los cables recogidos por Financial Times.

Según éstos, los mandos intermedios del Ejército sienten desprecio por el comandante de las Fuerzas Armadas y ministro de Defensa, el mariscal de campo Mohamed Husein Tantaui, de quien opinan que es el "perrillo faldero" de Mubarak.

En el 2009, cuando se elaboraron los cables desde El Cairo, los militares no veían con buenos ojos una posible sucesión de Mubarak por parte de su hijo, por el hecho de que este no terminó su servicio militar, informa el periódico.

Pese a todo, los cables revelan que Mubarak tiene un firme control sobre los altos mandos de las Fuerzas Armadas, cuyo papel en una sucesión es impredecible.