Antonio del Castillo: "'El Cuco' estaba obsesionado e incluso enamorado de Marta"

  • La madre de una de las amigas de Marta declara que "Marta nunca salió viva del piso de León XIII".
  • Declaran ante el juez nueve amigos comunes de Marta y Miguel.
  • Sus amigos relatan que dejaron a Marta con Carcaño y 'El Cuco', sobre las 18.30 h.
Miguel Carcaño, asesino confeso de Marta del Castillo a su llegada al juzgado número 4 de Sevilla.
Miguel Carcaño, asesino confeso de Marta del Castillo a su llegada al juzgado número 4 de Sevilla.
José Manuel Vidal / EFE

Nueve personas, entre amigos de Marta del Castilloy la madre de uno de ellos, han relatado este miércoles ante el juez que procesa a Javier G. M., 'El Cuco', el menor implicado en la desaparición y muerte de la joven, todo lo que recuerdan de la tarde en la que despareció (24 de enero de 2009) y los primeros momentos de su búsqueda.

Antonio del Castillo, padre de la víctima, e Inmaculada Torres, su abogada, aseguran que ha quedado patente la "obsesión" de 'El Cuco' con Marta. Del Castillo, afirma que estaba "encaprichado, enamorado" de ella. No obstante, según fuentes de la Fiscalía, ha habido testigos (amigos de Marta y Miguel Carcaño, asesino confeso) que han señalado que la relación que entre Javier G. M. y Marta era normal y otros que han llegado a decir que al menor le gustaba la víctima.

Los amigos de la menor han explicado al magistrado que estuvieron el 24 de enero de 2009 con Marta en la placita de la barriada de Santa María de Ordás hasta las 18.30 h y que, cuando se marcharon, la dejaron allí con Miguel y 'El Cuco'. Algunos han apuntado que Marta dijo que quería ir a ver el Cristo de las Tres Caídas (titular de la Hermandad de la Esperanza de Triana).

También han recordado que, cuando supieron que había desaparecido, dos de ellos acudieron al piso de León XIII, donde murió la joven, sobre las 2.00 h del 25 de enero, y que al llegar levantaron la persiana del salón, pero no vieron luz.

'El Cuco' no participa en la búsqueda

Uno de los amigos de Marta indico que llamó a Javier G. M. para avisarle de la desaparición de Marta. Sin embargo, éste no se unió a las labores de búsqueda, como ha corroborado su abogado, Fernando de Pablo. Por eso, la representación legal de la familia se pregunta que "si era tan amigo de ella, cómo se quedó durmiendo en su casa". Un testigo añadió que al llamar a 'El Cuco' "le notó la voz adormilada".

Para De Pablo, "estoy viendo y escuchando (en los medios de comunicación) cosas que no se están diciendo en el interior". El abogado apuntó que el menor no participó esa noche en las labores de búsqueda, pero que sí lo hizo en días posteriores. Incluso, afirmó que, desde el primer momento, le ha indicado a su cliente que "si sabe lo más mínimo, lo diga", puesto que si hubiese aparecido el cuerpo de Marta "no estarían acusando" a su cliente de violación.

"No sé si se habrá buscado bien" el cuerpo de la menor o si el cadáver "está en otro sitio", pero "de momento, nadie me ha demostrado" que Javier G. M. participó en los hechos por los que lo juzgan, mantiene.

Por su parte, Antonio del Castillo, muy afectado por tener que revivir nuevamente el día de la desaparición de su hija, lamentó que su familia no pueda saber aún dónde está Marta y que a estas alturas "nadie le haya sacado algo" a Carcaño.

"Maldita sea la hora"

Una de las declaraciones que más expectación ha causado ha sido la de Susana García, madre de Alejandra, la mejor amiga de Marta. Según ésta, Miguel Carcaño, Javier G. M. y Samuel Benítez eran "unos agregados" al grupo de amigos de Marta y su hija. "Maldita sea la hora en que se agregaron", explicó.

Según ella, Marta "nunca salió viva" del piso de León XIII donde vivía Miguel Carcaño con su hermano Francisco Javier.

Susana llegó a la vivienda sobre las 5.00 h y encontró allí a Carcaño y su hermano, Francisco Javier Delgado. García recordó "el fuerte olor a lejía" que había en el piso, que lo encontró muy ordenado y limpio, cuando "las niñas" siempre habían comentado que la vivienda era "un desastre".

La madre de Alejandra habló con Miguel y éste le dijo que había dejado a Marta en su casa sobre las 9.00 h. Su hermano le explicó que la joven había estado allí y que no entró en el piso, lo que resultó contradictorio, pues horas antes habló con él por teléfono y le aseguró que no conocía a Marta y que hacía mucho que no veía a Miguel.

La madre de Alejandra, que señaló que "ojalá se haga justicia", mantuvo que "siempre sospechó de Miguel", al que calificó como "un niño inaccesible y extraño desde el primer momento", y que "se temió lo peor desde el principio" dadas las "contradicciones" en las explicaciones en que incurrieron Miguel y su hermano, Francisco Javier Delgado.

Poco después de la visita al piso, sobre las 5.15 h del 25 de enero, Susana García y el padre de Marta, Antonio del Castillo, acudieron a la Policía.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento