Francisco es el segundo trabajador aragonés que muere este año en accidente laboral y el tercer operario que pierde la vida en la fábrica de Utrillas en 15 años de actividad.

La seguridad laboral va mal. En Aragón, el año pasado hubo casi 22.000 accidentes y 35 empleados perdieron la vida.

El pasado miércoles, otro trabajador resultó herido en La Almunia tras quedar atrapada su mano derecha en la máquina de transporte interno con la que estaba trabajando.