Discurso de Ben Alí
El expresidente de Túnez, Zine el Abidine Ben Alí, durante un discurso retransmitido por televisión. REUTERS / TV ESTATAL DE TÚNEZ

La justicia tunecina ha dictado una orden de detención internacional contra el presidente depuesto del país, Zine el Abidine Ben Alí, y su esposa, Leila Trabelsi, anunció este miércoles el ministro de Justicia, Lazar Karui Chebi.

Gadafi negocia con las autoridades saudíes el traslado de Ben Alí a LibiaEn una conferencia de prensa transmitida por los medios estatales, el ministro indicó que la justicia del país persigue a Ben Alí, huido a Arabia Saudí, y a su mujer por "adquisición ilegal de bienes mobiliarios e inmobiliarios", además de por "transferencia ilícita de divisas al extranjero".

La justicia tunecina había anunciado la semana pasada la apertura de una investigación judicial contra el presidente derrocado, su esposa y varios de los miembros de la familia de ésta última por esos mismos delitos.

El conocido como "clan de los Trabelsi" era detestado por la inmensa mayoría de los tunecinos, que le acusan de haber saqueado durante décadas las riquezas del país.

Negociación con Gadafi

Ben Alí se encuentra en Arabia Saudí desde el pasado 14 de enero, aunque diversas fuentes indicaron que el líder de Libia, Muamar el Gadafi, mantiene desde hace días negociaciones con las autoridades saudíes para su posible traslado a ese país magrebí, uno de los dos vecinos de Túnez, junto con Argelia.

El ministro de Justicia anunció este miércoles además que 71 presos resultaron muertos en los diferentes motines registrados en el país en los días que siguieron a la huida de Ben Alí, 48 de ellos únicamente en el incendio de la prisión de Monastir en el centro del país el 15 de enero, el día después de su salida.

Chebi confirmó que cerca de 11.000 presos consiguieron escapar de diferentes cárceles del país durante los motines.

Varios familiares detenidos

Hace unos días, la televisión estatal tunecina anunció que 33 miembros de la familia del depuesto presidente y de su esposa eran detenidos por diferentes delitos contra el país y puestos a disposición judicial.

La televisión difundió además imágenes de numerosas joyas, relojes y cartas de crédito internacionales incautados a los detenidos, aunque no precisó su identidad ni las circunstancias en que fueron arrestados.

El domingo, el ex ministro de Interior y actual presidente del Senado, Abdalá Kalel, y Abelaziz Bendhia, antiguo responsable de Defensa y principal consejero del presidente depuesto Ben Alí, también fueron detenidos y puestos bajo arresto domiciliario en Túnez, según informó la agencia oficial tunecina TAP.