Álex de la Iglesia
Álex de la Iglesia JORGE PARÍS

El anuncio de la dimisión de Álex de la Iglesia como presidente de la Academia de Cine ha generado apoyos y críticas del mundo de la industria cinematográfica. "La ley Sinde es un marrón muy difícil de torear", confiesa el director de Pa negre, Agustí Villaronga.

En un artículo, De la Iglesia anunciaba que dejaría su cargo tras la gala de entrega de los Premios Goya, que se celebrará el 13 de febrero, por su desacuerdo con el pacto alcanzado entre PSOE, PP y CiU para salvar la ley Sinde en el Senado. "Después de la gala, dimito como presidente", ha dicho el cineasta.

Algunos colegas de profesión no entienden la decisión de De la Iglesia, como José Luis Cuerda, director de Los girasoles ciegos (quince nominaciones a los Premios Goya), aunque sí le reconoce como "estupendo maestro de ceremonias del cine español y "un agitador social dentro de la Academia".

Gerardo Herrero, productor de Balada triste de trompeta, define a De la Iglesia como "un gran vendedor" que ha "generado una imagen mejor del cine español", aunque reconoce que no comparte la opinión de De la Iglesia sobre la ley Sinde.

Lamentan su marcha

"Me sabe mal", ha dicho por su parte Agustí Villaronga, candidato al Goya al Mejor Director y al Mejor Guión por Pa negre, quien considera que Álex de la Iglesia "ha hecho muchísimo y muy bien" y que había sido una bisagra dialogante entre la política, la cultura e Internet.

"Ha hecho todo un lavado de cara a la Academia y ha hecho que los directores de cine español seamos más próximos al espectador. Y ha sabido dar espectacularidad a lo relacionado con nuestro cine", dice. "Entiendo que debe estar muy presionado por muchísimas cosas", añade Villaronga.

Gerardo Herrero reconocía que De la Iglesia ya le había insinuado su decisión el sábado. "Pero no me lo tomé en serio", asegura, y añade que todavía puede ser "un momento de mosqueo" del realizador vasco.

Otros, por su parte, prefieren no manifestarse al respecto: "Yo no soy académico para opinar", ha dicho el director y actor Achero Mañas a 20minutos.es.

Cuestionan y piden que reconsidere su dimisión

Antonio Guisasola, presidente de Promusicae, ha dicho este martes tras la enmienda a la ley Sinde y el anuncio de dimisión de Álex de la Iglesia que le queda la duda de "si ha dimitido porque le parece mal perseguir la piratería en Internet o porque se persigue poco".

Dudo si ha dimitido porque le parece mal perseguir la piratería o porque se persigue poco Guisasola ha valorado de forma "positiva" el acuerdo entre PSOE, PP y CiU, pues en su opinión manifiesta un consenso por parte de los principales partidos de que "esto hay que protegerlo y tomar medidas".

Sin embargo, reconoce que la ley resultante tras su paso por el Senado "es un poco peor que lo que salió del Congreso, porque el procedimiento será más complicado e introduce unas garantías que tampoco hacían tanta falta".

La Federación de Asociaciones de Productores Audiovisuales Españoles (FAPAE) ha pedido a Álex de la Iglesia "que reconsidere su dimisión como presidente de la Academia de cine", han informado en un comunicado.

FAPAE asegura en este texto que sus miembros viven con "gran preocupación" la decisión anunciada por De la Iglesia, ya que han definido su labor al frente de la institución como "muy brillante".

Según los productores, el cineasta vasco ha conseguido "acercar el cine español a su público", una labor "muy loable y necesaria".

También han destacado su política negociadora con los opositores a la ley Sinde. "Los puentes que ha tendido el actual presidente de la Academia ante colectivos que se han manifestado opuestos a la normativa, deben mantenerse", aseguran.

"Como bien sabe Álex de la Iglesia, de poco valen las enmiendas a la totalidad cuando no se presentan alternativas. Él ha intentado que aparezcan esas alternativas, lo cual para FAPAE es realmente encomiable", aseguran.

Apoyos desde Twitter

Personajes del mundo del cine y la televisión no han dudado en manifestar su opinión tras la marcha de De la Iglesia a través de Twitter. "¡Vaya tela!", manifestaba el polifacético humorista José Corbacho a través de esta red social en cuanto conocía la noticia. Más claro en su apoyo a De la Iglesia ha estado el director Santiago Segura, quien aseguraba que "si Álex dimite de la presidencia de la Academia, yo como miembro también dimito. Hasta ahí podíamos llegar".

El humorista y guionista de televisión Jordi Évole ('El Follonero') apoya de manera 'reivindicativa' la marcha del cineasta vasco: "La Gala de los Goya puede pasar del 'No a la guerra' al 'Sí a Álex de la Iglesia'. ¡Pegatinas ya!".

Daniel Sánchez Arévalo, director de Gordos, expresa, en un tono nostálgico, su opinión por la marcha de De la Iglesia: "No sé si tengo ganas de gritarte y darte un par de yoyas o de abrazarte y besarte. Tal vez todo a la vez. Nos dejas huérfanos".

Un cargo para el que tiene tiempo

Chus Gutiérrez, realizadora de filmes como Retorno a Hansala, ha explicado que "no es fácil ser director y guionista y presidente a la vez. Es un cargo para cuando tienes cincuenta y pico o sesenta y pico años y ya no tienes tantas ganas de rodar películas".

"Es un puesto donde no te pagan, que cuesta mucho tiempo y mucho dinero y perjudica a su trabajo como director", ha explicado por su parte Gerardo Herrero.