El movimiento 'okupa' de Barcelona seguirá protestando porque es "un derecho" legal

  • Exige al Govern que no los criminalice.
  • Le pide que solucione el paro, la precariedad y la pobreza.
  • Estudia convocar más movilizaciones.
Los Mossos d'Escuadra custodian loas antiguos cines abandonados en la Via Laietana de Barcelona que han sido 'okupados'.
Los Mossos d'Escuadra custodian loas antiguos cines abandonados en la Via Laietana de Barcelona que han sido 'okupados'.
EFE / Alberto Estévez

El movimiento okupa, los sindicatos y el resto de colectivos que participaron en la ocupación del antiguo Palau del Cinema de Barcelona seguirán manifestándose e invadirán nuevos edificios si lo consideran necesario. Alegan, para ello, que la crítica, la movilización y la protesta social son derechos legalmente reconocidos" en un sistema democrático.

La Assemblea de Barcelona así se lo hizo saber este lunes al conseller de Interior, Felip Puig, a través de una carta abierta, en la que también criticó al Govern por no abordar el problema social que hay detrás de las ocupaciones.

"El verdadero desorden público lo provoca la Generalitat cuando da la espalda a la realidad social, tolerando la enorme precariedad social y asumiendo sin sentido crítico medidas como la reforma laboral y la de las pensiones", aseguró este jueves la organización, que se reunió anoche.

44.000 desahucios

Desde que estalló la crisis económica en el año 2007 hasta el primer semestre del 2010, se han iniciado más de 44.000 ejecuciones hipotecarias en Catalunya, más de la mitad de ellas en Barcelona, según datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Son procesos que pueden durar hasta dos años y que siempre acaban con el desalojo de los inquilinos.

Una portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca explicó que en la mayoría de casos, los afectados dejan la vivienda cuando es subastada, para así evitarse el trago de ser desahuciados por la policía con una orden judicial en mano. Pese a ello, en el año 2009 se dictaron 5.000 órdenes de desalojo sólo en Barcelona, el doble que en 2007, y principalmente afectaron a los pisos de alquiler.

Ocho detenidos

Los Mossos d’Esquadra realizaron el domingo por la tarde un nuevo desalojo, esta vez en la confluencia de las calles Lancaster y Arc del Teatre, en el Raval. Los agentes de la Brigada Móvil (Brimo) que intervinieron detuvieron a las ocho personas que había en el interior del inmueble por los delitos de ocupación y daños.

Un portavoz de la policía catalana desvinculó este segundo desalojo del que tuvo lugar en el Palau del Cinema, aunque en ambos casos la actuación policial se basó en el recurso de la ocupación flagrante, que permite el desahucio sin orden judicial antes de las 24 horas siguientes a la ocupación. En el caso del Palau del Cinema, la Assemblea calificó de ilegal el desalojo alegando que varios de sus miembros entraron el martes en el edificio.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento