Un grupo de jóvenes en riesgo social participa en un programa de equinoterapia para mejorar habilidades y autoestima

Un grupo de jóvenes en riesgo social ha participado en el programa 'Babieca'. Esta iniciativa de la Fundación Farasdués se ha llevado a cabo con el objetivo general de trabajar con los chavales las emociones, el respeto y la responsabilidad a través de la equinoterapia.
Equinoterapia en Farasdués
Equinoterapia en Farasdués
DGA

Un grupo de jóvenes en riesgo social ha participado en el programa 'Babieca'. Esta iniciativa de la Fundación Farasdués se ha llevado a cabo con el objetivo general de trabajar con los chavales las emociones, el respeto y la responsabilidad a través de la equinoterapia.

El proyecto se ha desarrollado entre los meses de septiembre y diciembre del año pasado en el centro de equitación caballos de Martincho, situado en la localidad zaragozana de Farasdués, y este fin de semana se ha desarrollado la última jornada de convivencia en la que se evaluó el resultado de la experiencia.

En este sentido, las educadoras responsables del proyecto, han destacado el cumplimiento de objetivos como el trabajo en equipo, la mejora de la autoestima o el desarrollo de vínculos afectivos. La equinoterapia social es la combinación de la técnica de la equitación y el comportamiento del caballo con la necesidad de educar determinadas actitudes personales o de un colectivo, en ese caso de jóvenes en dificultad social.

Gracias al vínculo afectivo que se establece con los caballos, el entorno natural en el que se trabaja y, sobre todo, la motivación de las personas, los objetivos son más sencillos de lograr ya que el esfuerzo para alcanzarlos incluye también el disfrute.

Según han indicado desde el Departamento de Servicios Sociales y Familia del Ejecutivo autónomo, el Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) ha invertido en esta iniciativa 24.000 euros desde el año 2009. La propuesta de la Fundación Farasdués se ha desarrollado con un grupo de chavales, tres educadoras, un psiquiatra y con la colaboración de la Asociación AIPEM.

Durante tres meses, un día a la semana, el grupo de jóvenes ha asistido a la sesión terapéutica en Farasdués. Cada día se desarrollaban tres áreas de trabajo: el cuidado del caballo, el trabajo a pie de tierra con el animal y la equitación. Así, los chavales han vencido su miedo inicial al caballo, han mejorado su autoestima al aumentar sus habilidades y competencias ecuestres, han desarrollado vínculos afectivos con los animales, los técnicos y con los participantes.

La importancia de la iniciativa 'Babieca' reside en la situación de partida de los jóvenes, ya que se encuentran en situación de riesgo social. En general, manifiestan pocas inquietudes, conflictos emocionales, comportamientos agresivos o aislamiento. La experiencia de este proyecto les ha servido para ganar motivación, mejorar el compañerismo y aumentar su grado de autonomía personal.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento