José Sócrates
El primer ministro portugués José Sócrates. EFE / ARCHIVO

Portugal ha colocado este miércoles en el mercado 750 millones de euros en bonos a doce meses a un interés del 4,029%, más de un punto por debajo del registrado en la última subasta de las mismas características, en diciembre de 2010.

Según los datos del Tesoro público luso, la demanda sobre estos títulos triplicó la oferta, por encima también de la anterior subasta de bonos a diez años.

El resultado de la emisión de este miércoles refleja una disminución en la presión de los mercados sobre Portugal, después de que el miércoles pasado pasara con éxito una emisión de 599 millones de euros en obligaciones a diez años, considerada por algunos analistas como clave para el país, al colocarlas a un interés del 6,716%, casi una décima menos que en la anterior ocasión.

Portugal estuvo en el punto de mira de los mercados durante la primera semana de enero, cuando los intereses sobre su deuda soberana a diez años superaron la barrera del 7% en el mercado secundario y se disparó la especulación sobre un hipotético rescate al país por parte de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional.

En la emisión de deuda pública de este miércoles, la tercera desde que comenzó el año, Portugal consiguió un interés casi un 25% inferior al de diciembre, cuando colocó bonos a doce meses al 5,281%.

Sin embargo, la penalización del 4,029% registrada este miércoles sigue siendo muy superior a la de hace justo un año, en enero de 2010, cuando en una subasta de las mismas características Portugal logró un interés del 0,921%, cuatro veces menos que ahora.

La desconfianza de los inversores sobre la situación financiera portuguesa, especialmente por su alto déficit público, del 7,3% en 2010, llevó al Ejecutivo luso a aprobar un severo plan de ajuste cuyas principales medidas entraron en vigor a principios de este año.

El Gobierno socialista de José Sócrates ha repetido insistentemente que no se plantea recurrir a la ayuda externa y que confía en la capacidad del país para resolver su situación de forma autónoma.

Acudir al mercado como forma de financiación

El próximo domingo Portugal celebrará elecciones presidenciales De hecho, el ministro de Finanzas luso, Fernando Teixeira dos Santos, aseguró la semana pasada que Portugal continuará acudiendo al mercado con emisiones como la de este miércoles para cubrir sus necesidades de financiación, que se estiman en torno a los 20.000 millones de euros durante el 2011.

El país, que celebra elecciones presidenciales el próximo domingo, ya ha colocado en las primeras semanas del año 2.500 millones de euros en deuda a corto y largo plazo.