El delegado del Gobierno en Andalucía, Luis García Garrido, ha visitado este lunes el edificio del antiguo Pósito de Linares, llamado a convertirse en uno de los centros de referencia de la ciudad jiennense.

El Pósito, que se abrirá al público una vez que concluyan las tareas de organización de los espacios y contenidos que albergará, ha sido rehabilitado con cargo al Fondo Estatal de Inversión Local (FEIL) y ha contado con una inversión de dos millones de euros.

Durante la visita, García Garrido ha indicado que actuaciones como la del Pósito de Linares ofrecen todo el sentido que desde el Gobierno se ha querido dar a las inversiones estatales del FEIL y el Feesl: fondos que, además de crear empleo en momentos de crisis, se destinen a proyectos de utilidad pública, que queden para el futuro y se conviertan en obras de referencia para los municipios.

El inmueble albergará la Oficina de Turismo y distintas salas dedicadas a personajes ilustres de Linares, además de archivos de documentación, salas de exposiciones y otras de usos múltiples para la celebración de actividades y sociales.

En las obras de rehabilitación se ha tratado de recuperar la estructura original del edificio, dejando constancia de los distintos usos que ha tenido a lo largo de su historia. Terminado de construir en el año 1757 con destino a pósito de grano, se utilizó también como cárcel del partido judicial un siglo después hasta que fue clausurada como tal en 1967. Tras albergar el Centro de Educación Especial, el edificio quedó sin utilización, lo que provocó su acelerado deterioro.

La urgencia de intervenir en el Pósito movió al Ayuntamiento de Linares a incluir el proyecto de rehabilitación del inmueble para su financiación por el Fondo Estatal de Inversión Local, actuación que ha evitado la ruina del edificio, su recuperación para los ciudadanos y su conversión en un centro cultural que recogerá lo más notable de Linares: su historia, personajes, actividad minera, tauromaquia, recuerdos, además de albergar un espacio museístico —donde se muestre una síntesis de los atractivos de la ciudad— y un auditorio, con unas trescientas localidades, así como otros servicios culturales y turísticos.

El edificio, en cuya reconstrucción se ha empleado a 27 trabajadores, ocupa una manzana de 1.230 metros cuadrados y dispondrá de 1.354 metros para albergar todos sus servicios. El Pósito está incluido en el Catálogo de Edificios y Espacios Protegidos del Ayuntamiento de Linares y cuenta con protección monumental y de conservación.

Consulta aquí más noticias de Jaén.