Un hombre de 48 años, vecino de Sevilla, ha sido detenido por incumplir una orden judicial que le impedía comunicarse con su esposa, ya que el 14 de febrero, Día de los Enamorados, le envió un ramo de flores con el mensaje «Para mis dos amores», en referencia a su mujer y su hija.

El arrestado se encuentra desde julio del año pasado en trámites de separación. Ese mes, el juez le prohibió acercarse o comunicarse con su esposa. Ésta lo denunció nada más recibir el ramo el día 14. La Policía lo detuvo el jueves pasado, aunque fue puesto en libertad 24 horas después.

El abogado del detenido asegura que aunque la orden judicial «abarca cualquier tipo de comunicación, la Policía debería haber valorado y sopesado la entidad del incumplimiento».

La mujer, por su parte, ha explicado que «no se sintió amenazada» al recibir el ramo, pero que ya era la segunda vez que su ex pareja desobedecía al juez.