La Oficina de Objetos Perdidos recoge más de 7.200 artículos en 2010 y sus dueños recuperan casi el 70%

Localizan dos años después al dueño de un 'Mac' y coincide con el que lo devolvió en la oficina de recogida Entre los artículos más peculiares se encuentra una toga de abogado, unos esquíes, un maletín con cinco mil euros y una muleta ortopédica
Propietario de un Mac lo recupera gracias a un hallador tras dos años en la Ofic
Propietario de un Mac lo recupera gracias a un hallador tras dos años en la Ofic
EUROPA PRESS

Localizan dos años después al dueño de un 'Mac' y coincide con el que lo devolvió en la oficina de recogida Entre los artículos más peculiares se encuentra una toga de abogado, unos esquíes, un maletín con cinco mil euros y una muleta ortopédica

El Negociado de Objetos Perdidos del Ayuntamiento de Sevilla ha recogido a lo largo de 2010 más de 7.200 artículos olvidados por sus propietarios en los distintos lugares de la ciudad, así como en el transporte público, mayoritariamente en los autobuses urbanos, si bien casi el 70 por ciento de los objetos han sido finalmente recuperados por sus dueños.

Según ha informado a Europa Press el jefe del Servicio de Estadística del Ayuntamiento hispalense, José Antonio Suero, "últimamente se están perdiendo muchos móviles, entre ellos 'BlackBerry'", móviles que en muchos casos "no son requeridos por sus dueños, quienes los dan por perdidos porque no creen que alguien vaya a entregarlos si se los encuentran", hecho al que Suero ha añadido que, "a pesar de que se pueda pensar lo contrario, la gente suele ser bastante honrada" y, además, "la mayoría de afectados acuden a la oficina cuando esta se pone en contacto con ellos, pues se sorprenden al dar por perdidas sus pertenencias".

No obstante, el jefe del Servicio de Estadística ha aseverado que el personal se encarga siempre de cerciorarse de que el objeto que entrega es verdaderamente de la propiedad de quien lo reclama pidiéndole a la persona en cuestión que introduzca el número 'pin' del teléfono. En el caso de la adquisición de llaves, como ocurrió con un hombre al que le ha sido devuelta la llave con mando a distancia de su coche, valorada en unos 350 euros, según ha afirmado a Europa Press el jefe del Departamento, Maximino Lancharro, se suele pedir una copia de dicha llave.

Asimismo, Lancharro ha recordado que el dueño del objeto, en caso de localizar al hallador, le debe dar un porcentaje del valor de la pertenencia, un porcentaje que suele ir reñido al coste del artículo recuperado. Así, un ejemplo reciente ha sido el de una pareja de franceses que ha dejado olvidada su cámara de fotos en un taxi, cuyo conductor ha entregado la misma en la Oficina de Objetos Perdidos obsequiándole la pareja con dinero.

De otro lado, el jefe del Servicio de Estadística ha explicado que "al día se reciben aproximadamente 90 y hasta cien llamadas" y ha aludido a un "error" en el que caen muchos ciudadanos al tener, "como es normal", interés por recuperar lo extraviado, y es que, se suele llamar al día siguiente de producirse la pérdida, lo que en la mayoría de lo casos resulta "inútil" si se tiene en cuenta que, por ejemplo, Transportes Urbanos de Sevilla (Tussam) o la Red Nacional de Ferrocarriles Españoles (Renfe) llevan los objetos olvidados por los sevillanos transcurridos varios días, con lo que recomienda que se vuelva a preguntar entonces.

"un caso único"

Tal y como anunciaba Suero, la gestión de la oficina "funciona" y, prueba de ello, ha sido la situación de la que ha sido testigo Europa Press en su visita a las instalaciones. Así, la recuperación de un ordenador 'Apple Mac' llevada a cabo por un diseñador gráfico y piloto de helicóptero, Rubén Cordero, ha sido calificada tanto por Suero como por Lancharro de "caso único".

De esta forma, según ha recordado a Europa Press Cordero, fue hace algo más de dos años cuando dejó olvidado en la línea 10 de Tussam su 'Mac', momento en el que acudió a la Oficina, "con insistencia", durante unos dos meses para ver si alguien lo había llevado a la misma, pero, fue tres meses más tarde cuando, "casualmente", el dueño de una churrería de la calle Puente y Pellón, Francisco Rivera, lo halló en uno de los bancos de la Plaza de la Encarnación llevándolo seguidamente a la comisaría de Policía Local ubicada en la también céntrica calle Crédito.

De manera que agentes de dicho cuerpo trasladaron el ordenador a la Oficina de Objetos Perdidos entrando a la misma con fecha 29 de diciembre de 2008, según se recogía en la etiqueta que lo ha acompañado hasta este lunes en que ha vuelto a las manos de Cordero, quien ha señalado que "lo daba por perdido completamente".

Por su parte, Rivera, que ha acudido expresamente a la oficina "para preguntar por unas gafas de sol que había perdido su hija", se ha percatado de que el 'Mac' que se estaba entregando en ese momento a Cordero podría ser el que él mismo había encontrado hace dos años y lo ha comentado a los allí presentes, si bien ha dicho que no quería recibir "ninguna cantidad de dinero", afirmando que entregó el 'Mac' cuando lo encontró porque "lo que no es suyo no lo quiere".

Una toga o un maletín con 5.000 EUROS

Según destaca Lancharro, entre los objetos perdidos en 2010 se encuentran algunos tan peculiares como la toga de un abogado, unos esquíes y hasta una muleta ortopédica, pasando por una silla de ruedas olvidada en el maletero de un taxi que no ha sido reclamada por su dueño. Sin embargo, también en un taxi, un ejecutivo se dejó un maletín "con pólizas y cinco mil euros en efectivo por el que sí se preguntó".

Tampoco han logrado entregar a sus dueños unas figuras del Portal de Belén, concretamente de los tres Reyes Magos, que han sido compradas hace unos días, entiende el personal de la oficina, en la emblemática tienda sevillana de Pichardo. No fue lo que pasó con el mencionado portátil, ya que existía la oportunidad de localizar a su propietario. Así, Lancharro inició una labor de investigación, al ver el valor del ordenador, desde que tomara posesión en su cargo a mediados del pasado mes de diciembre, si bien ha constituido este lunes su primer día de trabajo en la Oficina.

Al respecto, el 'modus operandi' del jefe del Departamento ha sido el de, primero, conseguir encender el ordenador a través de un informático, dada la alta seguridad de la clave del mismo, motivo por el que hasta el momento no se había podido conectar, para ver el contenido que guardaba e intentar así localizar a su dueño, tal y como ha ocurrido al final gracias a un dossier de trabajo con los datos personales del diseñador gráfico. En este sentido, Lancharro ha mencionado que a partir de ese momento inició la labor de búsqueda de Cordero "vía 'Facebook', correo electrónico y llamadas telefónicas", lo que le ha llevado un tiempo.

Algo parecido sucedió cuando hace unos días llevaron a la oficina una 'BlackBerry' que un joven, según pudo saber más tarde, se había dejado olvidada en un tren con destino Sevilla. Lo que en este caso hizo Lancharro fue enviar un 'e-mail' hasta EE.UU. tras ver en los contactos del móvil el correo de sus padres, los cuales trabajan en la Cruz Roja Americana.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento