La Residencia para Personas Mayores San José de Santovenia de Pisuerga (Valladolid), que atiende actualmente a 86 personas, ha celebrado el décimo aniversario de su puesta en funcionamiento.

La conmemoración de estos diez años ha consistido en una reunión del Patronato de la Fundación 'El Mandamiento Nuevo' tras la cual se ha celebrado una eucaristía de Acción de Gracias presidida por el arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez.

En su homilía, el prelado agradeció el esfuerzo gratuito de las personas que han hecho posible esta obra de la Iglesia diocesana que presta un servicio de calidad técnica y profundidad humana y cristiana a los mayores. Asimismo, tuvo un recuerdo para el ex arzobispo José Delicado Baeza, en cuyo episcopado comenzó su andadura la residencia.

Después de la Eucaristía, los voluntarios, miembros de Cáritas Diocesana y otros invitados compartieron un pincho en la misma residencia.

Estos actos han contado con la participación del director y delegado episcopal de Cáritas Diocesana de Valladolid, Jesús García Gallo; el director de la residencia 'San José', Carlos Barbaglia; y la directora de la Residencia Nuestra Señora del Carmen, de La Pedraja de Portillo, Marta Lorenzo.

Las actividades con los mayores residentes se prolongaron por la tarde con diversas actuaciones.

La valoración de estos diez años ha sido, según la organización, "altamente positiva, ya que se está prestando un servicio adecuado a los mayores en su última etapa de la vida". Este centro de mayores, además de los servicios residenciales de alojamiento, manutención o cuidados básicos presta también otros servicios importantes como fisioterapeuta, terapia ocupacional, actividades socioculturales y acompañamiento religioso.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.