Comisiones Obreras de Aragón ha lamentado que la Comunidad cierre el año "con el mayor número de parados en los últimos 25 años", después de conocer que la cifra ha aumentado en 1.146 personas durante el mes de diciembre, lo que supone un aumento del 1,25 por ciento con respecto al anterior mes noviembre. De este modo, el número total de desempleados aragoneses se ha situado en las 92.669 personas, según los datos facilitados por el Ministerio de Trabajo e Inmigración.

En un comunicado, CC.OO. Aragón ha destacado que, "tras seis meses de vigencia de la reforma laboral crecen el desempleo y la temporalidad, y no se crea empleo". "El modelo económico, y no el mercado laboral, es el causante de los graves problemas de sufre nuestra economía", ha aseverado.

Por otra parte, a su juicio, las nuevas medidas aprobadas por el Consejo de Ministros el pasado 3 de diciembre "son antisociales, contradictorias y supondrán un nuevo escollo para salir de la crisis, con la privatización de una parte rentable del sector público y nuevas rebajas impositivas a las empresas".

"Una de las pocas medidas para proteger a los personas sin empleo y sin ingresos, la ayuda de 426 euros, desaparece, a final de 2010 unos 16.000 aragoneses han dejado de percibir prestaciones contributivas del paro, una cifra que se elevará a más de 20.000 a mediados de 2011 como consecuencia de las 4.300 personas que se verán afectadas por la supresión de la ayuda, unas 200.000 personas en toda España", ha expuesto el sindicato.

Para CC.OO. "hay que seguir reforzando la protección social de las personas en desempleo como eje central de las actuaciones del Gobierno, es preciso mantener y aumentar los niveles de cobertura, mantener y reforzar el PRODI que ha dado cobertura a más de 20.000 aragoneses desde el inicio del mismo, ampliarlo a otros colectivos como los perceptores de rentas y subsidios agrarios".

Desde CC.OO. de Aragón han instado al Gobierno a "que cambie su política económica centrándola en las necesidades de las personas y no de los mercados, así como que acometa reformas pactadas con los agentes sociales y económicos en lugar de imponerlas por decreto".

En este mismo sentido, han recordado al Gobierno de Aragón "la necesidad de actualizar y desarrollar al máximo aquellas medidas recogidas dentro del Acuerdo Económico y Social para el Progreso de Aragón (AESPA) para hacer frente a la crisis y al desempleo". "El conflicto social sigue abierto por los millones de parados, por las consecuencias de la reforma laboral sobre las condiciones laborales de los trabajadores, por las pensiones y por las nuevas medidas aprobadas en diciembre y que supondrán nuevos de derechos sociales", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.