Un asador de Marbella ha colocado este lunes carteles en la cristalera del establecimiento que da al exterior en los que anuncia que no aplicará la ley antitabaco, normativa que califica como "cortina de humo creada por nuestro Gobierno para tapar siete años de destrucción masiva de España".

El Asador Guadalmina, situado en la urbanización del mismo nombre en el núcleo de población marbellí de San Pedro Alcántara, luce sendos carteles -visibles desde fuera- donde advierte de que, "ante la inminente entrada en vigor" de esa ley, como negocio privado no la aplicará haciendo uso de lo que entiende como sus "derechos".

Los carteles, que dan a la terraza exterior donde se sitúan unas mesas y sillas, concluye con una petición de "disculpas a toda aquella persona que se sienta perjudicada".

Dos policías identificaron a los clientes

El propietario del asador presentará este martes una denuncia contra una pareja de policías que este lunes identificó a los clientes que estaban fumando dentro del establecimiento.

Tras la polémica suscitada por ser el único local de la ciudad donde se hace caso omiso a la prohibición de fumar, el dueño del asador, José Eugenio Arias, ha asegurado que buscará cualquier fórmula legal que permita a sus clientes seguir haciéndolo.

Además, ha aseverado que no descarta la idea de crear una sociedad gastronómica, a la que sólo podrían acceder los socios y donde no cabrían prohibiciones de ningún tipo.

Consulta aquí más noticias de Málaga.