Militares
Un grupo de militares. Archivo

Varias asociaciones militares, entre ellas la AUME, se han unido por primera vez para hacer frente al proyecto de Ley de Derechos y Deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas, que se tramita en el Congreso, al considerar que cercena y restringe los derechos fundamentales de los militares.

Esta iniciativa unitaria se ha plasmado en un "manifiesto histórico" De "hecho histórico" ha calificado el portavoz de AUME, Mariano Casado, esta iniciativa unitaria que se ha plasmado en un manifiesto suscrito también por la Asociación de Suboficiales (ASFAS), Asociación por la Defensa de las Clases Pasivas (ASCLAPAS), Asociación de Militares en Activo y Reserva (AMARTE), Plataforma por la Defensa de las Escalas Auxiliares y el Círculo de Oficiales.

En una rueda de prensa conjunta en la sede de AUME, su presidente, Jorge Bravo, ha explicado que este mensaje "común" que este lunes han lanzado a la ministra de Defensa, Carme Chacón, responde a la "gran preocupación" que existe por un proyecto legislativo que, entre otras cosas, no regula adecuadamente, en su opinión, los derechos de libertad de expresión, reunión y manifestación.

Tampoco el derecho a la intimidad que, según el presidente de AUME, será excepcional y sólo se aplicará cuando sea posible, ni el de asociacionismo profesional. Y es por todo ello por lo que las asociaciones firmantes dejan claro en el manifiesto que "serán activos y se mantendrán firmes" en la reivindicación de estas exigencias.

La entrada en vigor de este proyecto podría ser antes del verano Esto quiere decir, según ha advertido Bravo, que en función de cómo vaya siendo la tramitación de este proyecto, cuya entrada en vigor podría ser antes del verano, los militares "irán dando pasos", aunque no ha especificado qué tipo de medidas podrían emprender de no ser escuchadas sus demandas.

Estas asociaciones se han quejado de que el proyecto de ley actual "ha desnaturalizado" la iniciativa original y se ha "tergiversado" el contenido de la propuesta inicial, que para estas organizaciones se "ceñía más" al reconocimiento de los derechos y deberes de los militares.

"Militares sin ningún derecho"

Sin embargo, estos derechos y deberes que deberían convertir a los militares en ciudadanos "de primera" han quedado restringidos después de que el proyecto fuera sometido a las recomendaciones y opiniones del Consejo de Estado y de la cúpula militar, según ha afirmado el presidente de AUME.

Buscan una "verdadera modernización" de las Fuerzas Armadas Bravo ha aprovechado para lamentar que las asociaciones de militares no hayan sido invitadas a la celebración de la Pascua Militar, el 6 de enero, aunque de haberlo hecho tiene claro que acudirían con el "malestar" que les causa una propuesta legislativa, que genera "múltiples e injustas" desigualdades.

De acuerdo con los firmantes, que representan, según ellos, al 90% de los militares involucrados en alguna asociación, la "verdadera modernización" de las Fuerzas Armadas no será real y efectiva si se pierde la oportunidad de promulgar una ley que dé respuesta a la "absoluta carencia de derechos" de los militares.