Con este acuerdo, "Polaris World" ve frenado definitivamente su proyecto urbanístico de turismo residencial en este municipio que, según la empresa, supone la pérdida de más de 3.500 empleos entre el sector de la construcción y la gestión de los servicios turísticos.

Además, el consistorio alhameño ve truncados proyectos que como contraprestaciones tenía comprometidos con la empresa "Alhama Golf Resort, SL" como una escuela de Hostelería, un proyecto de mejora ambiental en los Saladares del Guadalentín, la financiación del equipamiento para las escuelas deportivas y una escuela de golf, entre otros.

El Ayuntamiento de Alhama había suscrito un convenio de colaboración con esta promotora por la que éste recibiría contraprestaciones comprometidas como la construcción de una edificación destinada a servicios municipales con un presupuesto de ejecución máximo de 590.000 euros y una compensación económica en concepto de sustitución del 10% del aprovechamiento municipal por importe de 1,8 millones de euros, y que ahora la empresa podría reclamarle.

La disponibilidad de abastecimiento de agua potable centró el debate del pleno
La disponibilidad de abastecimiento de agua potable en la zona donde se proyectaba esta macrourbanización en los próximos años centró el debate del pleno, por lo que los grupos de la oposición volvieron a pedir al alcalde que dejara el asunto sobre la mesa.

El portavoz socialista, José Espadas, propuso anular este convenio urbanístico y promover un plan parcial modificado reduciendo a 2.500 viviendas el número de las previstas y que la mayor parte del suelo urbanizable fuera destinado a zonas verdes y de ocio.

El edil de IU, José Díez, insistió en la necesidad de dejar el asunto sobre la mesa con el fin de recabar nuevos informes, a lo que el alcalde se negó por entender que este plan "ya había sido analizado en profundidad y contaba con todos los avales técnicos".

Por su parte, la ex concejal del PP Teresa Rodríguez, ahora en el grupo mixto, abogó por desarrollar un plan urbanístico "razonable" y atribuyó " a las prisas" la paralización del proyecto abogando por "el consenso político".

Por su parte, tanto el alcalde, Juan Romero, como el concejal de Urbanismo y portavoz popular, Angel Cánovas, defendieron la idoneidad del proyecto que, según dijeron, cuenta con todos los informes técnicos y jurídicos que garantizan su viabilidad, al tiempo que lamentaron que se pierda "una oportunidad única" para el desarrollo económico y social del municipio y que éste sea "referente" en la Región de Murcia.

        NOTICIAS ANTERIORES