Un hombre, vecino de Denia (Alicante), ha matado este sábado con un arma de fuego a su hijo de 4 años y luego se ha suicidado, al parecer, y según fuentes próximas a la investigación, como consecuencia de un "trastorno mental" ya que el menor iba a residir próximamente junto a su madre, quien vive en Barcelona.

No ha soportado el hecho de no poder ver a su hijo diariamente El parricidio ha coincidido con los últimos días en los que el niño iba a residir con su padre, han apuntado fuentes próximas al entorno familiar. "Posiblemente no ha soportado el hecho de no poder ver a su hijo diariamente", han añadido estas mismas fuentes.

En este sentido, desde el ámbito de la investigación se ha apuntado que el parricidio ha podido tener lugar en un episodio de "desequilibrio mental" del padre, quien "no llevaba bien" -según el entorno familiar- el proceso de divorcio iniciado con su mujer.

Durante la noche

El suceso se ha producido durante la noche en una vivienda de la avenida Miguel Hernández, en el centro urbano de Denia, en la que residía el padre, de 35 años, y su hijo. A pesar de los disparos, los vecinos de inmuebles colindantes han indicado que no escucharon los disparos y que tuvieron conocimiento de que "algo malo había ocurrido" cuando observaron la llegada de vehículos policiales y sanitarios.

Los cadáveres fueron encontrados por una de las dos hermanas del ahora fallecido Los cadáveres fueron encontrados por una de las dos hermanas del ahora fallecido, después de que ésta, que fue quien alertó a los servicios de emergencia, decidiera acudir a la vivienda y entrar a la misma.

Cuando la convivencia se rompió entre los padres -ambos habían iniciado un proceso de divorcio-, la madre, de nacionalidad rusa, se marchó a Barcelona a trabajar, mientras que el padre permaneció en Denia residiendo junto al pequeño. Al parecer, según las mismas fuentes, la madre tiene la custodia del pequeño, pero la pareja decidió que el niño se quedara inicialmente con el padre para "no interrumpir la vida cotidiana y el proceso escolar" del pequeño en el municipio alicantino.

El ahora fallecido era aficionado a la caza y en más de una ocasión se había desplazado a otras provincias españolas para practicar este deporte. Este dato es ahora investigado por las fuerzas de seguridad con el fin de conocer si el arma utilizada por el hombre para matar a su hijo y acabar con su propia vida era de su propiedad.

Consulta aquí más noticias de Alicante.