La sección tercera de la Audiencia Provincial de Valencia ha absuelto de un delito de estafa, apropiación indebida y contra la Hacienda pública al 'padre Ángel', puesto que los testigos afirmaron que no habían sido forzados ni manipulados psicológicamente para hacer entregas o donaciones dirigidas al acusado o a la organización religiosa que se creó en su entorno.

El falso cura se enfrentaba a una pena de ocho años de prisión, tal y como solicitaba el ministerio fiscal, por dos delitos contra la Hacienda pública, ya que según su escrito el acusado cometió fraude al no declarar el IRPF de los años 2000 y 2003 a pesar de que contaba con bienes a su nombre en diferentes municipios valencianos. (Habrá ampliación)

Consulta aquí más noticias de Valencia.