La secretaria general de LAB, Ainhoa Etxaide, ha asegurado que la izquierda abertzale ilegalizada tomará parte en las próximas elecciones municipales y forales, y que el objetivo es hacerlo "con un partido legal". Además, ha indicado que no ven razones para que eso no ocurra, aunque ha advertido de que, "se dé el paso que se dé, nunca sera suficiente" para el Estado.

En una entrevista concedida a Euskadi Irratia, recogida por Europa press, la dirigente sindical ha destacado que la izquierda abertzale ilegalizada tiene "una apuesta y el compromiso por formar un nuevo partido y, sobre todo, por ofrecer nuevos instrumentos políticos a todos los independentistas de izquierdas de Euskal Herria".

En este sentido, ha indicado que "el paso decisivo" ya se ha dado, que es la presentación de un nuevo proyecto por parte de la izquierda abertzale ilegalizada. "La izquierda abertzale no ha hecho una apuesta para volver a las instituciones utilizando no sé qué resquicio o haciendo no sé qué trampa. Ha hecho una apuesta firme para tomar una vía en la que se dará la legalización y se abrirá un nuevo escenario político que dará por fin la oportunidad a este pueblo para decidir qué queremos ser y qué vamos a ser en el futuro", ha asegurado.

Asimismo, ha realizado un llamamiento para que "todos los de izquierdas y abertzales y que piden un nuevo modelo social en Euskal Herria" lleguen a acuerdos y "creen propuestas electorales que sean capaces de formar mayorías".

De esta forma, ha indicado que una cosa es la legalización de la izquierda abertzale, ya que "debe llegar a las elecciones con marca propia y va a trabajar para ello", y otra cosa son "las estrategias electorales y las alianzas o acumulación de fuerzas que pueda haber en esas estrategias".

Además, Etxaide ha advertido de que, "mientras hasta el pasado sábado cumplir la Ley de Partidos ya era suficiente" para que la izquierda abertzale pudiera formar un partido legal, "cuando ha dado ese paso, ya no es suficiente".

"ahogar el debate"

"Lo que me preocupa de verdad es que nos van a querer ahogar en ese debate sobre las insuficiencias porque, se dé el paso que se dé, nunca será suficiente para que el Estado admita que existe una situación en Euskal Herria en la que hay que dar pasos", ha afirmado.

En este sentido, la dirigente sindical ha segurado que el Estado ha realizado "muchos intentos" para "poner patas arriba esta apuesta y no lo ha logrado". "El Estado va a obstaculizar, va a intentar sabotear -ha añadido-. El Estado no quiere que se abra una nueva situación política en Euskal Herria, porque la mayoría de Euskal Herria va a ser capaz de crear nuevas situaciones y dar nuevos pasos, y estoy segura de que no hay nadie capaz de poner esto patas arriba".

Por todo ello, la secretaria general de LAB ha indicado que, en estos momentos, existen "dos opciones o propuestas para Euskal Herria", como son, por un lado, "solucionar definitivamente el conflicto a través de un proceso democrático" y, por otro, decir que hoy está más a mano que nunca la derrota de ETA, que ésa es la prioridad y que, luego, ya se verá".

"En la segunda opción existe un problema, y es que, los que juegan, son ETA y el Estado, y que Euskal Herria, en su conjunto, se convierte en cautivo de ese juego. Por lo tanto, esas dos propuestas están encima de la mesa, pero nosotros estamos convencidos de que la apuesta que se está reforzando aquí es la apuesta por el proceso democrático", ha segurado.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.