El fundador de Wikileaks, Julian Assange
El fundador de Wikileaks, Julian Assange. EFE

El popular sitio de pagos por Internet, PayPal ha decidido cancelar la cuenta que tenía abierta Wikileaks para recaudar donaciones, según informó la propia empresa estadounidense.

La noticia ha sido confirmada este sábado también por Wikileaks, la web que comenzó el domingo pasado a difundir más de 250.000 cables diplomáticos de Estados Unidos y que hoy, a través de Twitter, narró que "PayPal prohíbe a Wikileaks tras la presión del gobierno de EE UU".

PayPal, en un comunicado, explicó que la medida había sido tomada debido a que la organización que fundó el australiano Julian Assange había violado la "política" del sitio de pagos.

Uno de los requisitos que exige PayPal es que el sitio de pagos "no sea utilizado para actividades que animen, promuevan, facilite o instruya a otros a realizar actividades ilegales", motivo que ha sido argumentado para cerrar la cuenta de Wikileaks.

La decisión de PayPal se une al de otros proveedores de Internet que han decidido dejar de trabajar con Wikileaks, como Amazón, que el miércoles dejó de prestar sus servidores a la empresa de Assange, lo que le obligo a buscar a toda prisa alternativas para mantener sus páginas en funcionamiento.