El alcalde de Santiago de Compostela, Xosé Antonio Sánchez Bugallo, ha pedido a las partes implicadas en la negociación de las rutas aéreas que la asignación "sea justa" y ha instado a la Xunta a evaluar "la rentabilidad y el peso" de cada aeropuerto gallego.

Así lo ha manifestado en una rueda de prensa, en la que además ha expresado que el final de las negociaciones del Comité de Rutas "fue una pena" y que espera que el tiempo dedicado a él "no sea perdido" y que finalmente "se avance en los acuerdos".

En esta línea, el regidor compostelano ha recordado que el objetivo del reparto aéreo es "captar turismo", por lo que ha considerado "que lo que se debe hacer" es analizar como se puede conseguir este fin "de manera más eficaz".

A este respecto, Sánchez Bugallo ha asegurado que Santiago "es la ciudad de patrimonio histórico del estado en la que "más ha crecido el turismo en términos absolutos".

Evolución creciente

En esta línea, ha explicado que la "evolución creciente" del número de pasajeros en el aeropuerto de Lavacolla se refleja en que el mes de octubre de 2010 se experimentó un crecimiento del 26 por ciento con respecto al mismo periodo de 2009.

Una cifra que "muy superior a la media anual" de crecimiento del viajeros que, tal y como ha detallado, se sitúa en el 9 por ciento —cifra que triplica la media estatal de 2,9 por ciento—.

Además, el alcalde ha valorado los datos publicados "recientemente" por el Instituto Nacional de Estadística en los que cifran el número de pernoctas producidas en Santiago durante los nueve primeros meses del año en 1.098.200 —un 17 por ciento más que en 2009— y "triplican la media nacional", conforme ha manifestado.

Con todo, Bugallo ha señalado que una de cada tres pernoctas que tienen lugar en la comunidad autónoma se realiza en Santiago, por lo que ha instado a la Xunta a "tener en cuenta" estos resultados "a la hora de repartir las líneas".

Lavacolla "más rentable"

Tras varias preguntas de los medios, el regidor compostelano ha expresado que el alcalde de Vigo, Abel Caballero, —tras el anuncio de que empezaría sus propias negociaciones con las aerolíneas— está "en su derecho", por lo que ve su iniciativa "muy correcta".

Sin embargo, Bugallo ha recordado que precio medio que pagaron los viajeros que utilizaron el aeropuerto de Peinador se situó en los 80 euros, mientras que los usuarios de Lavacolla pagaron "unos cuatro euros".

Por este motivo, ha asegurado que "estos datos también se deben de tener en cuenta" e ha instado a la Xunta a "tener en cuenta la "mayor rentabilidad" de la infraestructura compostelana.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.