Renfe ha programado 50 viajes de simulación comercial del AVE Madrid-Cuenca-Albacete-Valencia en la línea de alta velocidad. Las simulaciones comerciales se realizan con el fin de medir, simular, practicar, corregir y comprobar todas las fases de la propia explotación comercial.

En estas simulaciones, que se realizarán con "50 pasajeros simulados" procedentes tanto del ámbito ferroviario como ajenos a este, se comprobarán todos los aspectos relevantes en la explotación comercial, tanto a nivel de instalaciones, como de servicios, secuencias, fases y del propio personal en lo que atañe a su formación, entrenamiento e idoneidad.

Dichas pruebas tendrán lugar hasta el domingo 28 de noviembre, tres semanas antes del inicio de la puesta en marcha del AVE el próximo 19 de diciembre y dentro de las relaciones Madrid-Valencia, Valencia-Madrid, según ha informado Renfe en un comunicado.

El Plan de Formación previsto para los profesionales, tanto propios como de empresas externas que deben de llevar a cabo la realidad de la nueva oferta de servicios de Alta Velocidad, tiene como acción final de su formación, la simulación práctica de un viaje tipo lo mas cercano posible a lo que será luego la realidad diaria.

El trayecto se realiza con trenes Talgo-Bombardier S-112, en configuración real para simular las frecuencias que tendrá el AVE que unirá Valencia con Madrid y dentro del recorrido habitual de servicio de la línea uniendo la estación Joaquín Sorolla de Valencia con la de Atocha en Madrid. Se realiza con todos los equipos del tren en marcha y con las velocidades habituales a través de la doble vía de ancho internacional.

Renfe pretende extraer las conclusiones de estas simulaciones con el fin de corregir los aspectos necesarios e incluso implementar alguna nueva situación si así se viera aconsejable, y de esta forma asegurar el éxito del nuevo servicio y contribuir a afianzar la marca como sinónimo de calidad, compromiso y excelencia.

Consulta aquí más noticias de Toledo.