La consejera de Bienestar Social, Juventud y Vivienda del Gobierno de Canarias, Inés Rojas, ha informado este viernes en comisión parlamentaria que en los 11 años que lleva funcionando el servicio telefónico del 112 se han recibido 100.000 llamadas alertando sobre maltrato femenino en Canarias.

Rojas, que respondía a una pregunta, formulada por la nacionalista Dulce Pérez en nombre de su compañera de filas, Flora Marrero, insistió, especialmente este día que Tenerife ha amanecido con la noticia de que una mujer ha fallecido a manos de su pareja, en la importancia "de una llamada a tiempo".

"Una llamada a tiempo, una simple llamada puede salvar la vida de una mujer. En 11 años que se lleva prestando el servicio de atención del 112 han sido 100.000 las llamadas recibidas", ha informado la nacionalista que en una comparecencia anterior rehusó que fueran las mujeres las que después de ser maltratadas fueran las que se alejaran de sus trabajos, su familia y su vida.

¿Por qué las mujeres y no los hombres?", preguntó la nacionalista que insistió en la necesidad de rechazar de forma "contundente y firme" la actitud de aquellos hombres que solucionan sus conflictos con las mujeres de forma violenta.

La pregunta, —que se formuló después de que el Parlamento saliera a los jardines para guardar un minuto de silencio como rechazo a esta última víctima, Lidia E. R.— era en referencia a los actos previstos con motivo del Día Internacional contra la Violencia Machista.

En este sentido, adelantó que el acto central se celebrará en el municipio tinerfeño de La Laguna con un concierto por las víctimas de violencia de género que tendrá lugar a las 20.30 horas en el Teatro Leal y bajo el lema 'Mujeres aman, odian, sueñan esperan' y que engloba a todas aquellas que han contribuido a vivir en un mudo "más igualitario y justo".

"Esperamos llegue a los corazones de todas y todos los canarios para visibilizar el respeto de canarias con el maltrato y también con todas las fallecidas. Es un momento para manifestar la firmeza con un grave problema de la sociedad encaminado a dar solución.", argumentó la consejera que pidió —"por Dios"— no "más hijos sin madre".