François Fillon
Fillon, con Sarkozy a las puertas del Elíseo. EFE

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, anunció este domingo la reelección de François Fillon como primer ministro de Francia tras haber aceptado el sábado su dimisión junto con la de todo el gobierno. El anuncio abre las puertas a una reforma del Ejecutivo francés, que se veía desgastado tras numerosas huelgas generales que se vinieron sucediendo a lo largo del año. Esta tarde se conocerá la formación del nuevo Gobierno.

"El presidente de la República ha demandado al primer ministro que le proponga un nuevo gobierno", indicó este domingo el Elíseo en un comunicado.

El propio primer ministro emitió una declaración oficial después de conocerse su designación en la que afirma la "fidelidad" de su compromiso "al lado de Nicolas Sarkozy, en respuesta a su confianza" y que "se inspira en mi profunda estima personal y mi adhesión a su acción por el país".

Fillon reafirma su compromiso al lado de SarkozyFillon, que deberá anunciar la composición de su nuevo Gobierno durante el transcurso de la jornada, destacó en su comunicado que tiene en cuenta "la responsabilidad" que le incumbe "en este período difícil".

"Desde 2007, a pesar de las pruebas, las resistencias, los ataques, el Presidente de la República ha permanecido fiel a su rumbo reformista, con el apoyo constante de la mayoría parlamentaria", continuó el nuevo primer ministro.

Fillon también se refirió a la "severa crisis económica y financiera mundiales" y aseguró su compromiso "bajo la autoridad del jefe del Estado" para guiar al país "en una nueva etapa que debe permitir a nuestros país reforzar el crecimiento de su economía al servicio del empleo".

Se abre una nueva etapa

En el comunicado del sábado, Sarkozy aceptaba la dimisión y ponía fin a las funciones del primer ministro: "En aplicación del artículo 8 de la Constitución, François Fillon ha presentado al presidente de la República la dimisión del Gobierno".

Se desconoce cómo será el nuevo gobierno francésEl anuncio por parte de Sarkozy abre la vía a la remodelación del Gobierno, de la que se habla hace cinco meses en Francia, y que en los últimos días arreciaron las conjeturas de que el presidente la anunciaría a su regreso de la cumbre del G-20 en Corea del Sur.

Durante los últimos días, los medios de comunicación franceses habían dado por segura la permanencia en el cargo de Fillon después de que el titular de la cartera de Ecología, Jean Louis Borloo, fuera considerado durante semanas como probable nuevo primer ministro.

El presidente Sarkozy mantuvo durante la mañana del sábado una reunión con Fillon de la que no hubo información oficial. De momento, se desconoce cuál será la composición del nuevo Gobierno francés, aunque se prevé para esta tarde.

La dimisión de Fillon y, como consecuencia, de todo el gobierno francés, constituye la primera etapa de regeneración que estaba prevista desde hacía cinco meses, según han dicho fuentes gubernamentales y ha recogido Le Monde.

Medios de comunicación franceses señalan además al antiguo primer ministro Alain Juppé, actual alcalde de Burdeos, como posible nueva cara del Elíseo. Según fuentes gubernamentales, Juppé se haría con la cartera del ministerio de Defensa francés.