La empresa Unión Alimentaria ha iniciado la comercialización de su aceite Central Aceitera Andaluza, que procede de pequeños agricultores y que reinvertirá sus beneficios a mejorar la situación del sector agrícola andaluz mediante la concesión de ayudas y la compra de infraestructuras.

La compañía considera que la situación política y social del campo andaluz no es suficiente para ayudar a los pequeños minifundios donde "las subvenciones tardan demasiado en llegar" y con el objetivo de ayudar a los más desfavorecidos en este sector ha iniciado esta campaña sin ánimo de lucro bajo el lema 'Devolver al campo lo que es del campo'.

La extensión de la explotación agraria que Unión Alimentaria destinará a la fundación con la que canalizará esta actividad es de 300 hectáreas situadas en la provincia de Granada y con una capacidad de producción de más de un millón de litros al año.

Según afirma la compañía en un comunicado, el aceite producido bajo la marca Central Aceitera Andaluza es de la más alta calidad y con unos precios similares a los del mercado actual, lo que le permite competir en igualdad de condiciones con el valor añadido de saber que los beneficios serán invertidos en la comunidad para mejorar las condiciones de trabajo del sector agrícola andaluz.

Para gestionar esta iniciativa Unión Alimentaria ha realizado una inversión a fondo perdido de "una importante suma de capital destinado a sufragar los costes de iniciación y la creación de un departamento de administración, comercial, voluntariado y donaciones".

La fundación está gestionada desde su central en Granada por José Calero, que cuenta también con recibir subvenciones de la Junta de Andalucía que posibiliten la ampliación de la producción y como consecuencia la creación de empleo en la región. Las previsiones de venta son muy optimistas, contando incluso con compradores desde Francia y la entrada en el mercado asiático a través de inversores en China.

Consulta aquí más noticias de Granada.