Alicia Sánchez-Camacho, presidenta del PPC.
Alicia Sánchez-Camacho, presidenta del PPC. ACN

La presidenta del PP catalán y candidata de este partido a las elecciones autonómicas del 28-N, Alicia Sánchez-Camacho, ha propuesto este miércoles crear un contrato de integración para los inmigrantes en el que se comprometen a volver a su país de origen si se quedan sin empleo.

Es un discruso miserable y basado en el populismo y la demagogiaEste contrato sería un requisito necesario para renovar el permiso de residencia y el de trabajo de los extranjeros legales. En él, los inmigrantes se comprometerían "a trabajar para integrarse, respetar las costumbres y cultura, y aprender las lenguas oficiales de Catalunya".

El candidato del PSC y presidente de la Generalitat, José Montilla, ha rechazado este contrato y ha tachado el discurso en materia de inmigración del PPC de "miserable y basado en el populismo y la demagogia".

Utilizan los problemas para sacar rédito electoral"Yo no lo haré nunca, aunque dé votos, si es a expensas de decir mentiras y propiciar más xenofobia y más racismo", ha dicho. El socialista cree que el PPC "no habla de problemas reales", sino que "se inventa problemas o utiliza los problemas para sacar rédito electoral".

"Contra los derechos fundamentales"

Por su parte, la portavoz de la Asociación de Ayuda Mútua de Inmigrantes de Cataluña (AMIC-UGT), Janet Vallejo, ha considerado que la propuesta del PP catalán fomenta un modelo de sociedad "xenófobo y discriminatorio". "No podemos hacer un uso instrumental de los trabajadores inmigrantes. Una sociedad que necesitaba a ese trabajador no puede decirle que se vaya de la noche a la mañana. Hablamos de personas, de trabajadores, y la medida afectaría a la convivencia, a todo un modelo de vida que estas personas ya se estaban planteando aquí", ha valorado la portavoz de la asociación de inmigrantes.

No podemos hacer un uso instrumental de los trabajadores inmigrantes Janet Vallejo ha advertido de que el planteamiento del PP de Cataluña, que defiende que no se puede ejercer la misma política de inmigración en tiempos de bonanza que en los de crisis, "atenta contra los derechos fundamentales de los trabajadores venidos de fuera".

La portavoz de AMIC-UGT ha considerado que el modelo de integración que proponen los populares catalanes es "completamente discriminatorio", y ha subrayado que "todas las personas tienen derecho a la dignidad y a unas condiciones de vida igualitarias".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.