El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, ha reclamado este martes a la Unión Europea "dar un paso al frente" para solucionar el conflicto del Sáhara occidental alegando que Europa "no puede mirar para otro lado" ni "pasar de puntillas" sobre este asunto "como si no pasara nada".

"Es el tiempo de la política", ha dicho Rivero en rueda de prensa en Bruselas, donde mantendrá diversos encuentros con miembros del Parlamento Europeo y de la Comisión para defender el cultivo del plátano y el régimen fiscal canario.

A su juicio, Europa podría hacer "mucho más de lo que está haciendo" frente a un país como Marruecos, que se beneficia, ha recordado, "de manera ventajosa" de la política europea.

No obstante, evitó hablar de adoptar medidas concretas o de "castigar" a Rabat. "El castigo nunca es bueno, ni para Marruecos, ni para nadie. El mejor camino es el diálogo", ha proseguido el presidente canario.

Asimismo, ha recordado que los más perjudicados por un conflicto de esta naturaleza son siempre "los que están más próximos" a la situación de inestabilidad. "Lo verá con otros ojos el que esté a 15.000 kilómetros de distancia. En Canarias es alta la preocupación con la que se observa todo lo que ocurre en la zona", ha reconocido.

Rivero ha añadido que el Gobierno canario no es quien tiene que decidir "cuál es la mejor vía" para buscar la salida pero apostó por "el diálogo, la sensatez y el derecho internacional".

Finalmente ha destacado que, en su opinión, hay "caminos" para encontrar una solución pero ha lamentado que "falte voluntad". "Hay que encontrar una salida negociada. Lo que no puede ser es que el tiempo pase, no haya ninguna actuación y las cosas se vayan enconando", ha resumido.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.