El secretario general de UGT de Navarra, Juan Goyen, ha apelado a los grupos parlamentarios de la oposición a que enmienden el proyecto de Presupuestos de Navarra para 2011, "un Presupuesto que no sirve para salir de la crisis y que nos puede sumir en una depresión económica todavía mayor". No se ha mostrado partidario de apoyar las enmiendas a la totalidad ya que desde el sindicato apuestan por que haya cuentas en 2011.

Goyen ha mostrado la "honda preocupación y el malestar de la UGT por la decisión del Gobierno de Navarra de enviar al Parlamento el anteproyecto de Presupuestos sin introducir ni una sola modificación tras su paso por el Consejo Económico y Social", donde el sindicato, ha recordado, manifestó su "absoluta discrepancia".

El dirigente sindical ha defendido que Navarra necesita unos Presupuestos que contemplen el "máximo" techo de gasto posible para garantizar el crecimiento económico atendiendo preferentemente a la inversión productiva, a las políticas activas de empleo y la protección social y a la defensa del estado de bienestar.

Para Goyen, es "absolutamente necesario" que, por vía enmiendas, se corrija la reducción de la inversión prevista por el departamento de Innovación, Empresa y Empleo; se rectifique la reducción contemplada en el Presupuesto del Plan de Empleo, y se apueste "decididamente" por las políticas activas de empleo, "cuya eficacia está contrastada". Igualmente ha considerado necesario "hincar el diente" al plan de financiación plurianual de la UPNA.

El dirigente ugetista ha indicado que Navarra necesita unos Presupuestos que apoyen y contribuyan a la supervivencia de empresas que están pasando o pueden pasar por dificultades y tengan proyectos de negocio sostenibles y de futuro. Igual que son necesarios unos Presupuestos que posibiliten que el Gobierno foral avale a la iniciativa privada en la obtención de la financiación necesaria para el desarrollo de su actividad.

"Queremos unos Presupuestos que garanticen los avances en la calidad del empleo, la igualdad de oportunidades en el mercado laboral, la lucha contra la siniestralidad y la temporalidad, etc.", ha dicho Goyen, para quien deben atender además las necesidades de formación y cualificación de los trabajadores y que apuntalen la formación profesional y universitaria.

Reforma fiscal

Juan Goyen ha criticado que el criterio con el que se ha elaborado el anteproyecto presupuestario es el de atender preferentemente a la reducción del déficit público. "El riesgo que implica este empecinamiento absurdo del Gobierno por recortar, retirando recursos públicos de la economía, sin contemplar otras alternativas, es que podemos abortar la recuperación económica, volver atrás y destruir más empleo", ha opinado.

Ha rechazado así que el proyecto elaborado por el Gobierno consolida la reducción salarial de los funcionarios, contempla una "importante reducción" de la inversión productiva y de los recursos destinados a las políticas activas de empleo, y "baja el peso específico del gasto social".

A su juicio, la vía que puede permitir elevar el techo de gasto presupuestario es abordar una reforma fiscal, "que incremente la presión sobre las rentas del capital, y como consecuencia, aumente la capacidad recaudatoria de la Administración".

Ha indicado que el proyecto no contempla la recuperación de algunos impuestos como el de Patrimonio o el de Sucesiones, "ni el aumento de otros que deberían gravar más a las rentas más altas, ni muestra disposición alguna a perseguir con más decisión el fraude fiscal y la economía sumergida".

Consulta aquí más noticias de Navarra.