El vicepresidente segundo y consejero de Economía y Empleo de la Junta de Castilla y León, Tomás Villanueva, agradeció hoy que Victorino Alonso y el resto de empresarios mineros hagan un esfuerzo para que la situación del carbón "no repercuta" en los trabajadores pero indicó que existe un problema "agravado y de difícil solución".

"El problema es serio, no entiendo que estemos aunando esfuerzos con el Gobierno de España cuando sabemos que es el responsable de la situación del carbón y de que las térmicas no quemen carbón autóctono y que retiró el incentivo del plan del carbón", se quejó el consejero.

Villanueva recordó que la propuesta de incentivos incluso gozaba del visto bueno de la Unión Europea y que fue consensuada, aceptada y apoyada por los socialistas del país.

"Lo único que ha hecho esa política improvisada es generar un problema y crear confrontación con el sector eléctrico, con el que había una relación normalizada y aceptaba esa reglas del juego", espetó en referencia al Gobierno en declaraciones recogidas por Europa Press.

Villanueva acusó al Gobierno central de "improvisar sin tener alternativas" y aseguró que, al margen de lo que asegure el PSCyL, "existe ya un problema muy gravado y con mucha dificultad para dar solución". "Ése es el problema real y las consecuencias que se están pagando de que el sector energético en nuestro país está bastante abandonado y mal dirigido desde hace tiempo", añadió.

Al hilo de ello, expresó que el nuevo reglamento del carbón se ha convertido por tanto en un "problema secundario" y que no interesa resolver si antes no se soluciona el "problema inmediato", ya que tal vez aquel no se pueda aplicar finalmente.

Canon a las eléctricas

Por otra parte, el consejero explicó que existe una reflexión en la actualidad sobre si compensa o no la contribución de las compañías eléctricas a la actividad en las cuencas mineras.

En este sentido, apuntó que la política de Castilla y León no contempla la subida de impuestos y que, cuando hace años surgió el debate de un canon a estas compañías por el uso medioambiental de los recursos naturales y el impacto natural, la Comunidad lo descartó.

"No lo hicimos entonces porque las compañías eléctricas quemaban y permitían la actividad en las cuencas mineras y eso era más rentable que aplicar el canon. Hoy estamos en la reflexión de que si no contribuyen a la actividad, estudiaremos si nos compensa o no, dentro de una política que no quiere subir impuestos", aseveró, al tiempo que recalcó que oirán de cualquier forma las soluciones que aporte el Parlamento.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.