Lydia Bosch
Lydia Bosch, en una foto de 2005. Archivo

Tras el juicio celebrado el pasado 20 de septiembre en los juzgados de Pozuelo de Alarcón, el juez ha firmado la sentencia de divorcio. En ella, confirma las medidas provisionales que había pedido Lydia Bosch y deniega lo solicitado por Alberto Martín, entre otras cosas, la custodia exclusiva de los hijos del matrimonio.

Martín deberá indemnizar a Lydia por el desequilibrio patrimonial causado por el divorcio De este modo, será la actriz la que se encargue de la guardia y custodia de los mellizos Ana y Juan. Por su parte, Alberto podrá ver a sus hijos las tardes de los lunes y los miércoles y estar con ellos fines de semana alternos.

Además, Martín deberá indemnizar a Lydia con 350.000 euros por el desequilibrio patrimonial que le causó dicho matrimonio, pasarle la pensión alimentaria de 6.500 euros y el 50% de los gastos extraescolares.

Esta semana hemos podido ver a Alberto Martín con sus pequeños, Ana y Juan, a pesar de la sentencia en su contra. El ex marido de Lydia Bosch se ocupó de recoger a los gemelos en el colegio, donde no habló del resultado del juicio, del que bien podría tener más que quejas. Como un auténtico padrazo, recogió a sus hijos y los montó en el asiento de atrás del coche.

Por otra parte, Lydia Bosch ha vuelto a sonreir. La actriz paseó por las calles de Madrid sin poder ocultar su alegría. En compañía de Patricia Cerezo, la mujer de Ramón García, quien se ha convertido en un gran apoyo para Lydia durante el proceso de separación matrimonial, pudieron disfrutar juntas de una divertida jornada de compras.