La planta de Volkswagen Navarra ha colocado la primera piedra de su nuevo centro de formación, que busca "reforzar el equipo humano" de la planta, con el objetivo de ser "la mejor fábrica dentro del grupo", en el marco de la estrategia 2018 de la compañía.

Así lo ha expuesto el director general de Volkswagen Navarra, Emilio Sáenz, en el acto de colocación de la primera piedra del centro, que ofrecerá formación continua a los trabajadores de la fábrica, de las empresas proveedoras, y a aprendices de especialidades de Electricidad y Electrónica, Mantenimiento Industrial, Fabricación Mecánica, y Mantenimiento de Vehículos.

Al acto han asistido el presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz; el consejero foral de Economía y Hacienda, Álvaro Miranda; el consejero de Innovación, Empresa y Empleo del Ejecutivo foral, José María Roig; y la alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina.

Antes de colocar la primera piedra del edificio, Emilio Sáenz ha destacado que el centro "busca reforzar el equipo humano, ofreciendo a los jóvenes de la región una oportunidad para elegir una profesión de futuro adaptada a la fábrica". De este modo, ha indicado, se da "continuidad" al área de educación de Volkswagen Navarra, que cuenta con el Parque Polo y la Cátedra de Empresa con la Universidad de Navarra.

Por otro lado, Sáenz ha destacado que "en la complicada situación económica" actual, Volkswagen Navarra ha tenido "noticias bastante positivas" en esta última semana, como la puesta en marcha de una segunda línea de montaje final en la planta, la firma del séptimo convenio colectivo, y la colocación de la primera piedra del nuevo centro de formación.

El edificio, con una inversión de 3,36 millones de euros, se ubicará en una parcela dentro del recinto de Volkswagen Navarra y ocupará una superficie aproximada de 2.500 metros cuadrados. El objetivo de la planta es alcanzar las 30 horas de formación por empleado al año.

El inicio del programa para los trabajadores está previsto en 2011, mientras que el de aprendices se espera para la primera mitad de 2012, con un volumen de hasta 25 por año, en un programa de más de 700 horas de formación. El centro podrá acoger hasta un máximo de 264 alumnos simultáneamente y se podrán impartir hasta 200.000 horas anuales de formación técnica en taller y 240.00 horas de formación en aula. 5.526.284

Modelos de polo

Por su parte, el miembro del Comité Ejecutivo del Grupo Volkswagen Francisco García Sanz ha destacado que desde 1983, año en que se inició la fabricación del Polo, hasta esta mañana, se han fabricado 5.526.284 modelos de Polo, una cifra "muy importante".

Además, ha destacado la importancia de la planta en la economía navarra, ya que, según ha señalado, supone un 3,1 por ciento del PIB de la Comunidad foral, y un 30,6 por ciento de las exportaciones de Navarra. Asimismo, ha resaltado que da empleo, tanto directo como indirecto, a 10.400 personas.

Después de García Sanz, ha tomado la palabra el miembro del Comité Ejecutivo de la Marca Volkswagen Hubert Waltl, quien ha incidido en la puesta en marcha de la segunda línea de montaje en la fábrica, con la que se podrán alcanzar los "150 coches más al día". Waltl ha asegurado que la fábrica navarra "ha contribuido al éxito actual del grupo y lo seguirá haciendo" y ha recordado que este año habrá un "récord de producción", con 335.000 polos.

"inyección de empleo"

Por su parte, el presidente del Gobierno foral, Miguel Sanz, también se ha referido a la puesta en marcha de la segunda línea de producción en la planta que, a su juicio, "ha de suponer para Navarra una importantísima inyección de empleo, de economía, de pujanza, de modernidad y de ánimo en unos momentos complicados desde el punto de vista económico".

"Volkswagen lleva décadas siendo la principal empresa industrial de Navarra, la locomotora que impulsa la actividad económica de la Comunidad foral y que lidera un importante sector estratégico de nuestra red productiva", ha afirmado.

Este liderazgo, ha agregado, "ha sido conseguido a través de la perseverancia, sumado al espíritu de diálogo mantenido en Navarra por empresarios, trabajadores e instituciones, que nos ha llevado a una posición ventajosa, gracias a la que hemos soportado la crisis mucho mejor que otras regiones y países de nuestro entorno". "Volkswagen es el buque insignia de la modernidad y la innovación, del progreso y de la laboriosidad de Navarra", ha indicado.

Por último, ha destacado que "las rigideces de la Unión Europea para establecer las ayudas pertinentes en una zona no considerada como área de declive industrial no deben ser obstáculo para la colaboración económica ni administrativa del Gobierno de Navarra con la fábrica".

Finalmente, Yolanda Barcina ha resaltado que la apuesta por la formación que está realizando la planta "implica una apuesta por Navarra". La alcaldesa de Pamplona ha mostrado su "satisfacción" por la implantación de la segunda línea de montaje y ha destacado que "es clave que las empresas apuesten decididamente por sectores que generen puestos de trabajo".

Además, Barcina ha esperado que el nuevo proyecto de formación sea "un centro de referencia para todos los jóvenes ligados a la Formación Profesional" en la Comunidad foral.

Consulta aquí más noticias de Navarra.