El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, ha asegurado tras visitar las instalaciones que la empresa Incarlopsa tiene en Corral de Almaguer (Toledo), que esta es una ejemplo a seguir para otras empresas, ya que ocupa los primeros puestos gracias a su experiencia, inteligencia, esfuerzo inversor y espíritu de trabajo.

Barreda, que ha aplaudido la eficacia en el trabajo de esta empresa líder en su especialidad en Castilla-La Mancha, subrayó que el sector agroalimentario ocupa una parte importante de la economía regional ya que suman más de 2.500 empresas que dan empleo a unas 25.000 personas, 458 cooperativas y 78 Sociedades Agrarias de Transformación.

La industria agroalimentaria en Castilla-La Mancha engloba a empresas líderes con gran capacidad exportadora, tecnología punta y marcas reconocidas, junto a un gran número de sociedades y cooperativas con productos de alta calidad donde al menos el 75% de las mismas son pequeñas y medianas empresas, según ha informado la Junta en nota de prensa.

Barreda, que ha asegurado sentir gran orgullo al contar con industrias cárnicas como esta de origen conquense, en la región, aseguró que la actitud de Incarlopsa demuestra que con esfuerzo y tesón se pueden hacer cosas y subrayó que la única riqueza que se puede repartir es la que se genera a través de la actividad empresarial.

En este sentido, y tras poner a disposición de los empresarios de Castilla-La Mancha los servicios del Gobierno autonómico, ha explicado que en estos momentos una de las prioridades del Ejecutivo que preside es la mejora de las comunicaciones e indicó que el 90% de la población de Castilla-La Mancha ya se encuentra a tan sólo media hora de una autovía o autopista.

Del mismo modo, el presidente regional ha destacado la calidad humana de la familia Loriente, propietaria de Incarlopsa, y se mostró convencido de que si en la región se trabaja de manera conjunta, como en una gran familia, empujando en la misma dirección, los resultados serán beneficiosos para el conjunto.

Tres millones de jamones al año

Incarlopsa es líder en la Comunidad Autónoma en este sector. Cuenta con más de 100.0000 metros cuadrados de instalaciones y más de 800 profesionales a los que se les ofrece una formación continua.

La empresa ha incrementado progresivamente la actividad hasta completar todo el ciclo de producción, desde la cría de los animales hasta la elaboración y garantía de los productos terminados, y se ha convertido en pionera en la investigación y aplicación de sistemas de producción y control basados en las últimas tecnologías dentro de su sector.

Incarlopsa cuenta con dos plantas dedicadas a la curación y deshuese de jamones, situadas en Corral de Almaguer y Olías del Rey, en la provincia de Toledo, con una producción anual de 3.500.000 piezas.

El consejero delegado de Incarlopsa, Emilio Loriente, que significó con orgullo que la suya es la primera industria cárnica de la Castilla-La Mancha y líder en el sector a nivel nacional, agradeció a todas las administraciones públicas empezando por el Gobierno de Castilla-La Mancha, su apoyo en todas y cada una de sus actuaciones.

La alcaldesa de Corral, Juliana Fernández-Cuevas, por su parte agradeció la apuesta de la empresa por esta municipio toledano.

Consulta aquí más noticias de Toledo.