La capital aragonesa afronta "la enfermedad del olvido" con una "espiral de memoria", un Memorial en el Cementerio de Torrero en forma de espiral que recuerda a todas las víctimas de la represión desde el inicio de la Guerra Civil y hasta 1946, recuperando su nombre, su memoria y su dignidad.

La realización de este Memorial ha permitido identificar a la mayoría de las 3.543 víctimas que fueron fusiladas en los campos de Valdespartera en la ciudad, junto al Canal Imperial de Aragón o en las propias tapias del Cementerio de Torrero, y sepultadas luego en zanjas, a modo de fosas comunes dentro del recinto, perdiendo su identidad que ahora ha sido recuperada.

El monumento consiste en una espiral de placas de acero, una por cada fusilado, ordenadas cronológicamente por la fecha de fusilamiento y que recoge el nombre y la edad de la víctima, si bien en 607 de ellas sólo aparece la leyenda 'hombre' o 'mujer'. La espiral concluye en un monumento de color rojo, que simboliza la sangre derramada, el sufrimiento de la Guerra, y en el que figura la frase de Luis Cernuda 'Recuérdalo tú, recuérdalo a otros'.

En este espacio de recuerdo y memoria, Joan Manuel Serrat encuentra a parte de la familia de su madre, quien escapó de la Guerra desde Belchite. Por ello, "como ciudadano y familiar me encuentro aquí, celebrando con todos vosotros un día realmente luminoso para la justicia, la memoria y la libertad", ha destacado el cantante.

Serrat ha agradecido al Ayuntamiento de la capital aragonesa llevar a cabo "esta ejemplar iniciativa" y, haciendo suyo el verso de Cernuda —'Recuérdalo tú, recuérdalo a otros'— se ha preguntado "dónde están algunos de los que en aquellos terribles años fueron fusilados".

Además, viendo el Memorial "pensaba en los que no están, en los que aguardan ser rescatados de fosas y barrancos", ha apuntado, para animar a las familias a contar una por una a las 3.543 personas homenajeadas en el Memorial para comprobar "la dimensión de lo que tenemos aquí y de lo que nos falta por recuperar", ha remarcado Serrat, que ha concluido su intervención con un poema de Jorge Guillén.

Llenar un vacío

Un descendiente del ex alcalde de Zaragoza, Manuel Pérez Lizano, fusilado junto con otros ocho miembros de la corporación municipal, ha agradecido al Consistorio "la exquisitez de este acto de justicia noble y generoso" que recuerda a los hombres y mujeres que "defendieron la democracia".

En nombre de los familiares de las víctimas, ha expresado que "sentimos hoy una emoción que ustedes comparten, pero nosotros de manera más" profunda porque, con este homenaje, "llenamos por fin un vacío que siempre nos ha acompañado".

Centenares de personas han recorrido este miércoles el Memorial en busca de sus familiares. Entre ellos, Carmen que no pudo conocer a su abuelo, porque murió a los 38 años en una "guerra inútil".

También Magdalena, de 83 años, que ha encontrado en el Memorial a tres familiares, sus padres y un tío. Muy emocionada, ha lamentado que hayan pasado 74 años "para poder volver a recuperarlos" y ha agradecido tener ahora un lugar "en el que poder ponerles una flor" y recordarles.

Acuerdo unánime en el ayuntamiento

Este homenaje de la ciudad a las víctimas de la represión comenzó con un acuerdo plenario de todos los grupos del Ayuntamiento "y se ha hecho con sensibilidad y delicadeza", ha destacado el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, al remarcar que se trataba "de reparar una injusticia".

Así, ha subrayado el alcalde, se recordará a "3.543 personas que mataron físicamente y a quienes quisieron quitar el nombre, y eso es quitarles su biografía y su dignidad", de modo que el homenaje es "una reparación que lo que pretende no es despertar los sentimientos que generaron aquellos terribles hechos sino que, por fin, puedan descansar en paz las 3.543 personas que fueron fusiladas", entre ellas 58 menores de edad y víctimas que perdieron su vida desde los 13 a los 84 años.

A su juicio, en un acto como el celebrado este jueves junto a las familias de las víctimas en el Cementerio de Torrero, "es difícil tomar la palabra, porque no sirven las palabras, sólo se pude guardar silencio, un silencio que recuerda y habla en nombre de los olvidados" y que convierte "una espiral de odio que acabó con sus vidas" en un "acto de justicia" con el que "saldamos sólo una pequeña parte de la deuda moral que tenemos con todos ellos".

El Memorial es "una espiral que conduce a un futuro de tolerancia y reconciliación", un lugar donde recordar a las víctimas con "dignidad" y un espacio donde "hoy todos descansarán por fin en paz", ha afirmado el alcalde.

Defensa de los valores

Por su parte, el presidente del Gobierno de Aragón y secretario de Organización del PSOE, Marcelino Iglesias, ha incidido en que este Memorial servirá para "honrar y reivindicar la memoria de las víctimas, de 3.543 personas con nombre y apellidos" y a quienes "fue arrebatado".

El homenaje revive "un pasado doloroso con la voluntad decidida de recuperar" la memoria de quien luchó por la democracia, en un acto de "memoria de la vida", ha valorado Iglesias, al agradecer a Zaragoza que impulse esta "espiral de memoria" que "nos plantea un imperativo: que la barbarie no se repita".

"No podemos cambiar el pasado, pero el futuro sí que es nuestra responsabilidad", ha subrayado Iglesias, para advertir de que "frente a la enfermedad del olvido, Zaragoza aporta al memorial la total unanimidad. Frente a la amnesia, proponemos un memorial que recupera la memoria, sus nombres".

De esta forma, además, "Zaragoza da un paso más en la construcción de la cultura de la memoria", con el doble compromiso de recordar a las víctimas y "de hacer nuestra la defensa de los valores cívicos por los que lucharon", ha afirmado el presidente aragonés.

"el sol de la justicia"

El presidente de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ), Javier Lambán, en nombre de todos los alcaldes de la provincia ha expresado su "sincero reconocimiento" al Ayuntamiento de la capital por este "gesto que significa que esta mañana en Zaragoza brilla con más fuerza que nunca el sol de la justicia".

Lambán ha recordado como los "verdugos" consiguieron "aniquilar físicamente" a las víctimas "y quisieron erradicar su nombre de la faz de la tierra, pero por suerte con un acto como el de esta mañana se rescatan del olvido" sus nombres y se recuperan para la historia. "En esta hermosa mañana expreso mi deseo de que su ejemplo ilumine siempre nuestro camino", ha concluido.

La realización del Memorial se ha apoyado en los trabajos de investigación desarrollados en la Universidad de Zaragoza bajo la dirección del historiador Julián Casanova, quien ha considerado que hoy "es un día luminoso para esta ciudad, para Aragón y para España, pero sobre todo para las familias" porque en este día "la memoria", la libertad y la justicia "se han impuesto al silencio y al olvido".

El Memorial, con una superficie de 3.500 metros cuadrados, es obra del arquitecto Fernando Bayo y del escultor Miguel Ángel Arrudi quienes han representado en esta forma de espiral el ciclo nacimiento-muerte-renacimiento.

En este espacio se recuerda a los zaragozanos que perdieron su vida luchando en defensa de la libertad, así como a ciudadanos procedentes de otros 322 pueblos de Aragón y de otras Comunidades, como Cataluña, Madrid, La Rioja, Islas Baleares, Asturias o Andalucía.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.