Billetes de euro
Billetes de euro de diferente valor. ARCHIVO

El Estado registró un déficit de 36.363 millones de euros entre enero y septiembre, el 3,45% del PIB, frente al saldo negativo de 62.781 millones registrado en el mismo periodo de 2009, anunció este miércoles el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña.
Los ingresos impositivos crecieron por séptimo mes consecutivo

Esta cifra supone una reducción del 42,1% respecto al año pasado y es consecuencia de unos pagos que se situaron en 132.498 millones de euros -un 2% menos-, y de unos ingresos de 96.135 millones -un 32,7% más-.

En términos de caja, una metodología contable que anota los ingresos y pagos que efectivamente se han realizado, el déficit del Estado ascendió a 37.939 millones de euros en los nueve primeros meses del año, el 39,6% menos del que tenía en el mismo periodo de 2009, que fue de 62.800 millones.

Los ingresos impositivos, que representan el 92% del total, crecieron el 13,5%, debido a las medidas de consolidación fiscal -que han proporcionado una entrada de 4.000 millones-, al descenso de las devoluciones por IVA y a la mejora de la situación económica.

Ocaña resaltó el impacto de la subida de los tipos de IVA, que ha permitido mejorar la recaudación de este impuesto. Y es que la recaudación por IVA aumentó el 57,1% con un incremento adicional de 630 millones por la subida de tipos.

Impuestos directos

Los ingresos no financieros, que aportan datos del conjunto de las Administraciones Públicas, antes de descontar la participación de las Administraciones Territoriales, supusieron 128.464 millones, el 9,9% más. Los impuestos directos generaron 63.683 millones, el 0,4% menos

Los impuestos directos generaron 63.683 millones, el 0,4% menos, como consecuencia de la disminución del 21,3% en el Impuesto sobre Sociedades, por la caída del primer pago fraccionado de 2010 y de los ingresos por las liquidaciones anuales del ejercicio 2009, mientras que la recaudación por IRPF creció el 5,6%.

Por su parte, los impuestos indirectos crecieron el 35,7%, debido al aumento del 57,1% en la recaudación por IVA hasta los 37.410 millones.

Este aumento, según Ocaña, es resultado de la disminución de las devoluciones en un 35,4% por los menores importes solicitados de IVA anual y los mayores ingresos por aplazamientos concedidos en periodos anteriores, así como por el incremento de los tipos impositivos y el aumento de las bases imponibles por la mejoría económica. La Seguridad Social tuvo un superávit de 9.476,34 millones de euros hasta septiembre

Los impuestos especiales aumentaron el 4,2% sus ingresos, con una subida del 6,1% en el Impuesto sobre el Tabaco y del 2,3% en el de Hidrocarburos. Además, los pagos no financieros sumaron 130.616 millones, el 2,2% menos.

Asimismo, al cierre del tercer trimestre del año, el Estado presentó una necesidad de endeudamiento de 43.209 millones, frente a los 85.290 millones del mismo periodo del año anterior, el 49,3% menos.

Por otra parte, la Seguridad Social tuvo un superávit de 9.476,34 millones de euros hasta septiembre, el 21,13% menos que en el mismo periodo de 2009, informó este miércoles el Ministerio de Trabajo e Inmigración, que destacó que, en cambio, este superávit aumenta el 26,67% en relación con agosto.