Agentes de la Guardia Civil del puesto de El Castillo de las Guardas (Sevilla) han desmantelado una organización que se dedicaba supuestamente a organizar monterías ilegales en un coto de caza menor, una operación dentro de la cual se identificó a nueve personas, siete de ellos cazadores y dos guardas de campo.

En un comunicado de prensa, el Instituto Armado ha informado de que, en el pasado verano, la Guardia Civil de El Castillo de las Guardas tuvo conocimiento de que, en un coto de la localidad, se podía estar realizando caza furtiva.

Tras ello, los guardias civiles destinados en el puesto realizaron gestiones para comprobar la veracidad de la noticia, llegando a conocer que los furtivos podían estar cazando con el beneplácito de los guardas de campo de la finca, que podían estar cobrando por permitir el furtiveo de caza mayor en una finca destinada a caza menor.

Según se supo por la investigación de los agentes, se podía estar cazando de noche, con cebadero, focos de luz y visores nocturnos. Las piezas que se cazarían serían, preferentemente, jabalí y ciervo pero también caza menor. La Guardia Civil del puesto de El Castillo de las Guardas inició un operativo para desmantelar la supuesta organización.

Los agentes tuvieron conocimiento de que se iba a preparar una montería ilegal, por lo que se organizó un dispositivo. Los guardias civiles, camuflados entre la vegetación, observaron cómo por un camino forestal circulaban varios vehículos todo terrenos que intentaban acceder a la finca por una puerta trasera. HASTA 20

Infracciones administrativas

Los agentes les dieron el alto e identificaron a nueve personas, siete de ellos cazadores y dos guardas de campo. En un registro de los vehículos aparecieron siete rifles y abundante munición. Además, los cazadores manifestaron que los puestos habían sido abonados a los guardas de campo de dicho coto, y ellos les habían prometido que no tendrían problemas.

La Guardia Civil incautó las armas y la munición y procedió a tramitar 20 infracciones administrativas que elevó a la Subdelegación del Gobierno en Sevilla y a la Delegación Provincial de Medio Ambiente. Por otro lado, los agentes están realizando un informe para abrir un expediente sancionador a los guardas de campo.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.