Agentes de la Guardia Civil han detenido a un ciudadano rumano y otro portugués, ambos vecinos de Ourense, por robar motores eléctricos en una nave en la localidad ourensana de Ribadavia, que vendieron posteriormente a una chatarrería.

Según ha informado el Instituto Armado, a las 16.00 horas del martes 26 de octubre fueron arrestados el súbdito rumano I.S., de 25 años, y L.M.O., de 36 años, nacido en Portugal, ambos vecinos de Ourense, como presuntos autores de un delito de hurto.

Los detenidos fueron identificados a las 12.00 horas cuando circulaban en dirección a Ourense en una furgoneta cargada con motores eléctricos, manifestando que se dirigían a una chatarrería en O Pino (Ourense) para venderlos.

Sin embargo, la Guardia Civil no tenía conocimiento del robo, por lo que les dejó continuar hasta que a las 15.00 horas el propietario se personó en el Cuartel de Ribadavia denunciando la sustracción en una nave en San Cristóbal, en el mismo municipio, por lo que se montó un dispositivo para detener a los autores del hurto, que ya habían vendido el material en la chatarrería de Ourense.

El valor de lo sustraído asciende, según las mismas fuentes, a unos 6.000 euros. Está previsto que los detenidos pasen a disposición judicial a las 12.00 horas de este miércoles en el Juzgado de Instrucción de Ribadavia.

Consulta aquí más noticias de Ourense.