El Instituto de Política Familiar de Baleares (IPF) ha lamentado que el archipiélago es la Comunidad Autónoma con un "mayor descenso de la tasa de fecundidad", hasta situarse en una media de 1,41 hijos por mujer, frente al 1,47 de 2009, lo que refleja, según ha señalado, que las parejas de las islas "empiezan a tener menos hijos".

En un comunicado, el presidente de IPF, Agustín Buades, ha indicado que estos datos revelados por el Instituto Nacional de Estadística ponen de manifiesto que una "proporción significativa de parejas renuncian a tener hijos que, en circunstancias más propicias, hubieran tenido".

Además, ha señalado que está disminuyendo el número de parejas en edades óptimas de reproducción, "lo que por sí mismo es un factor que empuja hacia la reducción de nacimientos". "La crisis económica añade leña a lo que viene de más lejos", ha apuntado Buades.

Para el presidente de IPF, otra posible causa de la reducción del índice de fecundidad son las incidencias laborales debidas a la maternidad, teniendo en cuenta que "un 9,6 por ciento de mujeres entre 20-34 años padece discriminación en el trabajo por la maternidad, mientras que el 29,9 por ciento pide reducción de jornada".

Así, ha manifestado que el 76,4 por ciento de mujeres ha tenido alguna incidencia debida a la maternidad, "según los datos facilitados por el CSIC.

Ante esta situación, Buades ha pedido que las medidas para aumentar la conciliación entre trabajo y familia sea una de las "prioridades" en los programas electorales de las cercanas elecciones autonómicas y locales de 2011.