El presidente de Airbus Military, Domingo Ureña, y el consejero de Economía, Innovación y Ciencia de la Junta de Andalucía, Antonio Ávila, han inaugurado el Centro de Simuladores de Vuelo y Entrenamiento de Tripulaciones y Técnicos de Mantenimiento del constructor europeo, que se ubica junto a las instalaciones de la compañía de San Pablo Sur en Sevilla, y que ha contado con una inversión de 170 millones de euros, de los que 82 millones han sido financiados por la Junta de Andalucía, en el marco de un convenio con el Ministerio de Defensa.

Ureña ha explicado que las instalaciones, que se encuentran entre las más modernos del mundo y suponen el primer centro de simulación militar de España, acogerán la formación de las tripulaciones del avión de transporte de nueva generación A400M, así como de los pilotos de la familia de aviones de tamaño medio y ligero de Airbus Military, los C295, CN235 y C212.

En este sentido, las dos plantas edificadas acogerán a unos 1.000 alumnos al año que recibirán 8.000 horas de vuelo y clases teóricas en 22 aulas, con una media de alumnos de entre seis y ocho personas. El desarrollo de estas instalaciones, con una superficie de 13.000 metros cuadrados sobre una parcela de 31.000 metros cuadrados, procurará un centenar de empleos directos y otros 300 indirectos, además de un volumen de negocio de entre seis y ocho millones para su entorno.

El centro, en funcionamiento desde hace una semana, tiene cabida para seis simuladores de vuelo —cuyo coste puede variar entre los 15 y los 20 millones de euros—, de los que ya están en funcionamiento uno del CN235 y otro del C295. Entre estos simuladores se encontrarán en el futuro los destinados al A400M, que se instalará varios meses antes de su entrada en servicio prevista en 2012, y a los tanqueros. También está prevista la instalación de un simulador de carga y descarga en vuelo.

"un sueño hecho realidad"

En este sentido, Ureña ha valorado el "espectacular salto cualitativo y cuantitativo" experimentado en los últimos 25 años, pasando "de un sueño a una realidad", y ha destacado la fortaleza de un sector que ha continuado creciendo pese a la crisis.

Así, el directivo ha apostado por continuar la colaboración publico-privada establecida "con más intensidad", algo que redundará en el crecimiento tecnológico de la región y en la expansión del tejido empresarial. "Airbus Military está presente en un centenar de países con más de 1.000 aviones vendido, cuyas tripulaciones pasarán todas por Sevilla", sentencia.

"La aeronáutica es una industria perenne siempre que se siga generando conocimiento", ha matizado Ureña, que ha destacado la importancia del eje aeronáutico Sevilla-Cádiz, "el segundo más importante del sector" y que se ha convertido en "locomotora para suministradores de alta calidad y en vivero tecnológico".

Garantía de futuro para andalucía

En la misma línea, el consejero de Economía ha recalcado que Andalucía constituye una "potencia" en el sector en áreas como las aeroestructuras, la fabricación de nuevos componentes o el transporte militar. "La industria andaluza sigue creciendo y aumentando su capacidad frente a la crisis y creando empleo de calidad", subraya Ávila, quien recuerda que el polo aeronáutico se consolidó en 2009, "pese a la difícil situación para la economía".

Así, ha apostado por seguir creando "estrategias comunes" para seguir creciendo, mencionando la creación de Alestis o de nuevos modelos de gestión empresarial en el Parque Tecnológico Aeroespacial de Andalucía (Aerópolis) en La Rinconada (Sevilla) o en Tecnobahía en Cádiz.

"De cara al futuro hay además una cartera de proyectos que garantiza el futuro del sector en Andalucía, con iniciativas como el A400M, el A380, el A350, la fabricación de materiales compuestos, nuevos desarrollos de aviónica o los aviones no tripulados (UAV), concluye Ávila, que insiste en que es "prioritario generar lugares comunes con la industria que genera empleo para que se impongan como motores de recuperación económica, un objetivo hacia el que ya se avanza".

En este contexto, el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, ha afirmado que las instalaciones puestas en marcha demuestran que la capital hispalense "no sólo está mirando al futuro, sino que también tiene mucho que decir en el presente". "Sevilla participa directamente para que se consolide esta extraordinaria obra para constituir uno de los principales polos aeronáuticos", señala el primer edil, que manifiesta que "ahora contamos con mejores instrumentos para afrontar la situación económica".

Inicios en los 80

Por su parte, el director de Servicios de Airbus Military, Richard Thompson, afirma que, desde que la enseña aeronáutica comenzara a impartir formación en los años 80, por las instalaciones de San Pablo Norte en Sevilla han pasado 12.000 alumnos a través de 2.000 cursos con 25.000 horas de vuelo. Así, en 2009 dichas cifras alcanzaron los 1.100 alumnos con 150 cursos impartidos, 2.400 horas de vuelo y un retorno de dos millones de euros directos para la economía sevillana.

Thompson ha recordado que las previsiones apuntan a que el 20 por ciento de la facturación de la compañía en 2020 provendrá de los servicios y ha apostado por que Sevilla se convierta en polo de excelencia de los transportes de misión de toda Europa. "Al abrir la puerta de estas instalaciones, se abre la puerta del futuro", recalca el directivo, que se ha mostrado "satisfecho" con el salto cualitativo y cuantitativo procurado por este centro, que incorpora tecnología punta para la formación de las tripulaciones y de los técnicos de mantenimiento de alta cualificación.

Paralelamente, el presidente de la Fundación Andaluza para el Desarrollo Aeroespacial (FADA), Antonio Valverde, ha abogado por la colaboración público-privada para impulsar las vías de cooperación con el objetivo de impulsar el desarrollo económico. El también director general de la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA) esperó que esta colaboración se mantenga en el tiempo para "poder seguir llevando a cabo iniciativas tan exitosas como ésta que impulsan el tejido industrial andaluz", conformado por 130 empresas aeronáuticas.

Controladores "exclusivos" en 2010

Asimismo, desde Airbus Military se ha dejado claro que el problema de la falta de controladores para realizar las pruebas de vuelo del A400M se ha "medio solucionado", gracias a la labor del Ejército del Aire. En este sentido, la compañía espera que a final de año se les asignen "controladores exclusivos para que exista una solución definitiva".

En este marco, recuerda que a finales de este año se producirá el vuelo del cuarto A400M y que su lanzamiento comercial no se producirá hasta que "no se cierren todas las negociaciones", un tema en el que "todos los países dejan muy claro que el avión va hacia adelante".

"El avión está muy sano, aunque ha habido problemas pero no como para replantear el diseño", añade la compañía, que afirma que a fines de 2010 se decidirá cuando se inicia la producción en cadena de este avión militar.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.