Cáncer de mama
El cáncer de mama afecta a mujeres cada vez más jóvenes. ARCHIVO

La Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA) ha incidido este jueves en la necesidad de que los índices de participación en las campañas de detección precoz de esta enfermedad aumenten y lleguen al menos al 80% de las mujeres en todas las comunidades autónomas. Además, la organización ha recordado que 44 mujeres son diagnosticadas de cáncer de mama en España cada día.

En Navarra, una de las comunidades pioneras en ese tipo de campañas, se supera el 90%, mientras que en otras no se llega al 70% Así lo ha manifestado la presidenta de FECMA, María Antonia Gimón, durante la presentación de la campaña "No son solo números, son razones" que incide en la detección precoz, con motivo de la celebración el próximo día 19 de octubre del Día Internacional del Cáncer de Mama. En España mueren anualmente entre 5.000 y 5.500 mujeres por este tipo de tumores.

Si embargo, la supervivencia aumenta un 2% cada año debido a la detección precoz y los avances en el diagnóstico y en el tratamiento.

Gimón ha insistido en el objetivo de la Federación de llegar al 80% de participación en las campañas de prevención en todas las comunidades autónomas, pues el porcentaje varía de unas regiones a otras. Aunque no ha ofrecido datos territorializados, sí ha señalado que, por ejemplo, en Navarra, una de las comunidades pioneras en ese tipo de campañas, se supera el 90%, mientras que en otras no se llega al 70%.

La Federación, que representa a más de 35.000 mujeres, ha presentado también un Manifiesto en el que piden una cartera de servicios sanitarios públicos única para todo el territorio nacional, que sólo pueda modificarse por autorización expresa del Parlamento. Ha solicitado también que se desarrollen estrategias vinculadas al cáncer para potenciar la cohesión y la equidad del Sistema Nacional de Salud y que se establezcan planes terapéuticos personalizados, incluyendo la práctica del oncólogo "tutor".

La mayor supervivencia da a lugar a un escenario en el que cada vez hay más personas curadas, los denominados "largos supervivientes" Dado que el cáncer de mama provoca problemas laborales y sociales a las mujeres afectadas, Gimón ha pedido atención y sensibilidad a las empresas y administraciones públicas para facilitar la reinserción laboral, con criterios de adaptabilidad. A este respecto, el doctor Alba ha explicado que la mayor supervivencia da a lugar a un escenario en el que cada vez hay más personas curadas, los denominados "largos supervivientes".

FECMA apoya en su Manifiesto los ensayos clínicos y pide conocer sus resultados, a la vez que exige el impulso de unidades que incluyan oncólogos expertos en "consejo genético de cáncer" que evalúen los riesgos de mujeres susceptibles de padecerlo. Gimón ha manifestado su preocupación por el aumento de este tipo de tumores en mujeres cada vez más jóvenes, que están todavía en edad fértil.