El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, ha criticado las "escenificaciones" de la antigua Batasuna y ETA y, frente a los sucesivos documentos y comunicados de unos y otros, ha reclamado un "cese definitivo" de la actividad de la banda y una "disociación" de la misma por parte de Batasuna. Precisamente ese abandono definitivo de la violencia, junto el reconocimiento del "derecho a decidir", son dos de las fórmulas que ha planteado para acabar con el problema del terrorismo y "la profundización en la normalización política".

Urkullu ha intervenido en Foronda (Álava) en el 'Alderdi Eguna' ('Día del Partido') del PNV, que se ha celebrado un día después de la presentación del documento de la izquierda abertzale, EA y Aralar en la que se pide a ETA un alto el fuego "permanente, unilateral y verificable" como "expresión de voluntad para un definitivo abandono" de su actividad.

Además, en una entrevista en el diario 'Gara' publicada después de la presentación del acuerdo, ETA ha asegurado tener "disposición" para dar el paso" del alto el fuego y "para ir más lejos", si se dan las "condiciones" para ello.

El presidente del PNV, en su discurso frente afiliados y militantes 'jeltzales', ha fijado cuatro principios para lograr el final del terrorismo y "la profundización en la normalización política". Estas condiciones, recogidas en la propuesta 'Ados' ('de acuerdo') en la que el PNV trabaja desde hace meses, contemplan la exigencia a ETA de "un abandono definitivo de la violencia". "No vale un alto el fuego que no sea un cese definitivo", ha advertido.

"sin exclusiones"

En segundo lugar, ha reivindicado el "pluralismo", dentro del que ha reclamado "la participación de todas las fuerzas políticas sin exclusiones". Asimismo, ha subrayado la necesidad de un acuerdo "en la apuesta por el diálogo y la negociación entre todas las fuerzas políticas", así como "un nuevo pacto basado en el sistema de concertación y en los derechos históricos del pueblo vasco".

Otra de las condiciones establecidas pasa por el acuerdo "en el respeto a las decisiones que la sociedad vasca adopte sobre su estatus político y su puesta en práctica", así como en "el respeto a la voluntad democrática expresada por el pueblo vasco".

Urkullu ha apostado por "iniciar una nueva etapa" en la que "todas las ideas se puedan defender a través de las vías exclusivamente políticas", tras lo que ha advertido de que "no admitimos el terrorismo ni la tutela de la violencia". "Acordemos ahora que todas las ideas en paz pueden hacerse realidad. Que los sueños y los anhelos de este pueblo sólo van a tener los límites que acuerde este pueblo".

Los planteamientos de la propuesta 'Ados', según ha manifestado, no suponen "una pista de aterrizaje para nadie", sino "una pista de despegue para todos".

El dirigente 'jeltzale' ha añadido a su discurso una breve referencia al acuerdo presentado el sábado en Gernika y al último pronunciamiento de ETA. En referencia a los sucesivos documentos y comunicados de la izquierda abertzale ilegalizada y de la banda, ha criticado las "escenificaciones" que ambos están protagonizando.

"Parece una carrera de ETA y Batasuna para escenificar un guión ya escrito y ver quién lo interpreta antes y da la impresión de liderazgo". "No había ya un alto el fuego anunciado el 5 de septiembre?", se ha preguntado. Urkullu ha mostrado su impresión de que el acuerdo presentado en Gernika y la publicación posterior de una entrevista con miembros de ETA estaba prevista con anterioridad.

Frente todas estas "escenificaciones", ha reiterado que ETA debe decretar un "cese definitivo" de su actividad, mientras que a Batasuna le ha pedido una "disociación manifiesta" de la banda para hacer efectivo su "paso a la política".

Elecciones anticipadas

Urkullu se ha referido a la situación de debilidad parlamentaria del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, con el que el pasado miércoles cerró un acuerdo para la transferencia de las políticas activas de empleo a Euskadi como paso previo a la negociación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

El dirigente 'jeltzale' ha afirmado que Rodríguez Zapatero está "necesitado". Además, y en referencia a los movimientos en el seno de Batasuna y ETA, ha afirmado que Euskadi está "a las puertas de un nuevo escenario político", un escenario sobre el que ha dicho que "necesita tiempo". "La paz necesita tiempo. La normalización necesita tiempo, y con elecciones anticipadas no hay estabilidad ni tiempo", a lo que ha añadido que "con elecciones anticipadas perdemos un año entero".

Ante esta situación, ha indicado que "si se dan las condiciones, podemos ganar tiempo y lo vamos a ofrecer a unos y otros". El dirigente del PNV ha ofrecido "estabilidad económica y estabilidad política". En otro punto de su discurso, ha destacado que el partido 'jeltzale' "tiene la capacidad de decidir y la va a ejercer, primando la actuación responsable según el estilo de política leal para con Euskadi".

Respecto a la ilegalizada Batasuna, a la que se ha referido como "izquierda abertzale no emancipada", le ha advertido de que tiene que "mirarse a sí misma y tirar hacia adelante". En referencia a la alianza de ésta con EA, ha rechazado los "polos", ya que "además de los pronunciamientos bonitos, está la responsabilidad de hacer Euskadi día a día".

Críticas a lópez

Por otra parte, ha criticado la gestión de Patxi López, a quien ha reprochado que "no ha ejercido de lehendakari" y que marque "las líneas rojas de las transferencias o de la caja única de la Seguridad Social", en un ejercicio de "delegado del Gobierno de España en Euskadi".

Por su parte, el diputado general de Álava, Xabier Agirre, que ha abierto el turno de intervenciones, se ha referido a los presuntos casos de corrupción y espionaje por los que están imputados varios ex dirigentes del PNV. Agirre ha reconocido que estos casos han generado "conmoción", aunque ha destacado que su gobierno ha actuado "con honestidad y transparencia" ante los mismos.

Además, en referencia al PP, ha denunciado que "varios imputados" por corrupción en instituciones gobernadas por ese partido siguen en sus cargos, a diferencia de lo ocurrido en Álava.

El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, ha destacado la necesidad de que "todos los nacionalistas nos pongamos de acuerdo" para lograr el reconocimiento del "derecho a decidir".

El máximo responsable de la Diputación de Bizkaia, José Luis Bilbao, ha denunciado la "inconsistencia e ineficacia" del Gobierno de Patxi López, frente a la que ha destacado la "otra forma de gobernar" que representa su partido. Bilbao ha añadido que el PNV "ha demostrado que es posible gobernar desde la oposición".

Consulta aquí más noticias de Álava.