El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, ha manifestado este domingo que el mantenimiento de las bonificaciones en las tasas aeroportuarias en las islas es una "condición imprescindible" para el apoyo de CC a los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

"Se ha demostrado que es un instrumento muy potente —en referencia a las tasas aeroportuarias— para que nuestros aeropuertos ganen en competitividad. Una de las razones de que se haya incrementado el número de turistas a Canarias y, por lo tanto que estemos descendiendo el número de desempleados, son las tasas", declaró.

De esta manera, el presidente aseguró que tanto desde el Gobierno de Canarias como desde su formación, CC, se va a exigir el mantenimiento de las bonificaciones en las tasas, ya que recordó que esta medida se contempla en el Plan Canarias.

Aquí, hizo especial hincapié en que el mantenimiento de las bonificaciones en las tasas aeroportuarias "serán una condición imprescindible para que CC apoye los PGE".

Rivero apuntó que en el caso de no mantenerse, se produciría un perjuicio claro a los touroperadores, transportistas y compañías aéreas, a quienes les costaría más llevar a cabo operaciones en los aeropuertos canarios, por lo que mostró su temor a que éstas pudieran buscar otros destinos, como Turquía, Croacia o Túnez.

"Los aeropuertos españoles —añadió— son los más caros de Europa. La puesta en marcha de las bonificaciones a las tasas fue un objetivo que persiguió durante mucho tiempo el Gobierno de Canarias y que nos ha ayudado muchísimo en la recuperación del sector turístico".

En este sentido, consideró que cuando se habla de recuperación del turismo, se habla de la recuperación de la economía y de la recuperación del empleo, "y por eso la tendencia positiva que se viene manteniendo durante los últimos meses con el descenso del paro y el aumento de turistas".

Cuestionado sobre si se fía de las promesas hechas desde el Ejecutivo central respecto a este tema, el presidente canario señaló que si lo que se pretende desde Madrid es subir por un lado para luego hacer una rebaja por otro, la situación "se quedaría en nada".

"No nos vamos a dejar engañar, no nos vamos a dejar engatusar. Vamos a exigir que las tasas queden en las mismas condiciones que el año pasado", concluyó.