La Fiscalía pide cinco años de prisión para cada uno de los dos jóvenes integrantes de la banda latina 'Ñetas' acusados de haber agredido a dos mossos d'esquadra de paisano que acudieron a un parque de Barcelona para intervenir en una pelea entre esa pandilla juvenil y sus rivales 'Latin Kings'.

Los dos jóvenes serán juzgados la semana próxima en la Audiencia de Barcelona acusados de un delito de atentado a agentes de la autoridad por la agresión a los dos policías, en la que también se vieron implicados dos menores de edad.

Los agresores perseguían a varios jóvenes 'latin kings'

La agresión ocurrió la noche del 8 de febrero de 2009 en el parque Joan Miró de Barcelona, adonde los Mossos d'Esquadra acudieron ante el rumor de que iba a tener lugar una pelea entre miembros de las bandas juveniles 'Ñetas' y 'Latin Kings'. Cuando los agentes llegaron, vieron a un grupo de 'Ñetas' armados con palos, navajas y otros objetos peligrosos, persiguiendo a varios jóvenes 'latin kings" que huían corriendo del lugar, según el escrito de acusación del ministerio público.

Los policías siguieron a cierta distancia a los miembros de los 'Ñetas', que, al oír los sonidos procedentes de la emisora policial que llevaban los mossos, se giraron hacia ellos mientras gritaban: "Policía, son escoria, matarlos". Los acusados, acompañados de otros jóvenes que no han podido ser identificados, acorralaron a los agentes, que se habían identificado como policías mostrándoles sus credenciales, mientras seguían gritando que los iban a matar.

Al grito de "Policía, son escoria, matarlos", golpearon a los agentes

Uno de los acusados, Ismael Antonio A., golpeó en la cabeza con un palo de grandes dimensiones a uno de los agentes, que a consecuencia de la agresión sufrió varias lesiones en la oreja que le han dejado como secuelas un defecto estético leve. Mientras tanto, el otro procesado, Víctor Israel Q., agredió al otro mosso d'esquadra con una arma blanca que llevaba, con lo que le provocó una herida en el abdomen y otra en el hombro.

La acusación pública pide que los dos 'ñetas' indemnicen con 10.000 y 5.000 euros, respectivamente, a los agentes autonómicos por las secuelas de la agresión.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.